COMERCIANTES PIDEN QUE NO LES QUITEN SUS GALERAS.

Mucha gente que se quedó sin empleo a raíz de la pandemia, decidió emprender un negocio propio, la mayoría de manera informal, pues la situación económica no les alcanza para pagar tantos requerimientos tributarios.


Así lo hicieron algunos comerciantes en el Fraccionamiento Vida Mejor, donde instalaron un pequeño tianguis muy cerca de sus viviendas.

Los vendedores llegan a sus puestos con la incertidumbre de que, en cualquier momento la autoridad local les quite las galeras que construyeron para vender sus productos en la vía pública.

Adelita Cárdenas, quien vende ropa de segunda, dijo, que esto lo hicieron para protegerse de las inclemencias del tiempo.

“Son al menos 15 negocios que venden en las áreas verdes del Fraccionamiento Vida Mejor, y que colocaron estás galeras de lámina y tubular para ofrecer una mejor atención a los clientes”.

Adelita Cárdenas / Comerciante de Vida Mejor.


Si les quitan está protección, prácticamente los dejan sin negocio y sin sustento para sus familias, pues es muy difícil vender bajo los rayos del sol y la lluvia.

La gente no lo hizo con mala intensión y cuidaron no obstruir el paso de los peatones.  

La mayoría de los negocios están atendidos por mujeres, madres solteras que buscan llevar alimento a sus familias. Ellas están conscientes del argumento que da la autoridad, de no obstruir el paso; por ello piden ser escuchados y están dispuestos a dialogar para llegar a un acuerdo que les permita seguir trabajando.

 

“En este espacio se vende ropa, comida, pollo fresco, verduras y abarrotes, cubriendo la necesidad de consumo de la gente de ese sector, que para ellos les resulta más rápido y económico comprar en este pequeño tianguis que ir hasta el mercado en el centro de la ciudad”

Pilar Sandoval / Comerciante de Vida Mejor.

Los comerciantes están de acuerdo en ordenar aquello locales que obstruyen el paso de los peatones al bloquear las banquetas.