Apagones de la CFE causan severas pérdidas en el sector comercial.

Tapachula, Chiapas.- El presidente de la Confederación Obrero Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Pascual Necochea Valdez, afirmó que los apagones registrados desde la tarde noche del pasado lunes han generado afectaciones económicas en la actividad comercial y afectaciones en equipos electrónicos.

Por ello, como representante de la iniciativa privada externó su inconformidad ante los constantes apagones en el suministro de energía eléctrica, cuya situación ha generado repercusiones no sólo para el sector comercial, sino para los miles de hogares, porque estas variaciones también afectan los equipos electrodomésticos.

Necochea Valdez, dijo que, siempre ha existido buena comunicación con el superintendente de la Comisión Federal de Electricidad en esta región, sin embargo, en esta ocasión no habido información oficial de la causa que está generando las constantes interrupciones del fluido eléctrico.

Señaló que de nada sirve que la CFE alardee que es una empresa de clase mundial cuando el servicio que brindan en varios municipios del Soconusco es de pésima calidad, ya que han pasado horas y no pueden corregir las fallas que presenta la red eléctrica que surte a esta zona.

Detalló que, a pesar de que Chiapas es uno de los principales productores de energía eléctrica a nivel nacional, a través de las hidroeléctricas, la población no ve calidad en el servicio ni mejoras en los precios y tarifas, cuya situación se empeoraría si el Congreso de la Unión aprueba la contra reforma eléctrica.

Pidió a las autoridades de la Comisión Federal de Electricidad, den la cara a la población para informar qué es lo que está sucediendo con el suministro de energía, pues entre los apagones y variaciones de voltaje existe el riesgo de daños en equipos de cómputo y electrodomésticos y en caso de sufrir descomposturas no hay quien se haga responsable de los mismos.

Los apagones en horarios de trabajo impiden atender a los clientes, porque no hay iluminación ni equipos de cómputo para realizar los cobros, cuya situación afecta los ingresos de los comercios, por lo que el asunto es grave al igual que para las familias que necesitan de este vital servicio para sus actividades diarias.