Amas de casa no ven la salida de la crisis económica.

TAPACHULA, CHIAPAS.- Familias de toda la región Soconusco, están siendo afectadas por la carestía debido al incremento incesante de precios en los productos de la canasta básica y de los servicios como gas LP, luz y agua.

Aunado a que los productos básicos han subido de precios en las últimas semanas, la falta de empleo se ha vuelto más evidente, por lo que se ha recrudecido la situación económica de miles de familias.

Doña Isabel quien vive en una colonia al sur de Tapachula, asegura que los artículos de la despensa se han reducido considerablemente en cada compra, puesto que no alcanza el sueldo de los jefes de familia, y en muchos de los casos, el escenario es peor, debido a que no han podido recuperar el empleo que perdieron por la pandemia.

Atribuye a que este Gobierno es de mentiras, ya que el presidente Andrés Manuel López Obrador prometió no subir el precio de los servicios básicos, y que a las personas les iría mejor con el incremento del salario mínimo, pero todo ha resultado un engaño, porque ahora las familias se sienten más pobres que antes.

Recientemente, es decir, a partir del domingo 7 hasta el 13 de noviembre, los habitantes de Tapachula podrán comprar el gas licuado de petróleo, conocido como gas LP, a un precio máximo de 24.85 pesos por kilogramo, precio más bajo del último mes, cuando este se comercializaba en 25.45 pesos.

Sin embargo, las familias no sienten esta reducción de 1.40 pesos, puesto que los otros servicios van al alza, por lo que aseguró que más bien se debe a una simulación, porque la realidad sigue siendo la que están sufriendo los mexicanos y no la que dice el gobierno.

Según datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), en este periodo, las familias tapachultecas podrán adquirir el tanque de gas LP de 30 kilogramos en 745.50 pesos, es decir 18 pesos menos que hace un mes, y el tanque de 20 kilogramos en 497 pesos, equivalente a 12 pesos menos que el mismo periodo.

A pesar de esta disminución, Chiapas sigue estando entre los 10 Estados del país con los mayores aumentos del costo de este energético en las últimas semanas, situación que han resentido las familias de la frontera sur.