Saltar al contenido

Venezolanos retan a Biden y salen en caravana.

El Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, anunció nuevas restricciones en su frontera sur. Aquellos migrantes venezolanos que entren a EUA sin autorización serán regresados a México.

A pesar de esta nueva campaña de contención migratoria de la administración de Joe Biden, desde la Frontera Sur en Tapachula, sale una nueva caravana de migrantes, conformada, mayormente por venezolanos con la intención de llegar a los Estados Unidos. 

Empujados por la necesidad y alentados por el famoso grito de “si se puede”. La caravana partió la madrugada de este viernes con por lo menos 1.000 migrantes, desde el parque central de Tapachula, a pesar que hace 48 horas se proclamó el reforzamiento de la vigilancia en los puertos fronterizos entre México y Estados, para contener el flujo creciente de venezolanos hacia la Unión Americana.

Los migrantes caminaron sobre la carretera costera de Chiapas y cruzaron sin ninguna restricción el primer punto de inspección migratoria en la comunidad de Viva México.

“Nosotros seguiremos avanzando, no podemos detenernos, a pesar de la nueva restricción de Estados Unidos y es que no podemos volver a nuestros países. Esperamos reunirnos con otro grupo de unos 1.000 o 2.000 que van más adelante y vamos a caminar lo que sea necesario”.

Gabriela Pérez, migrante de Venezuela.

Para los venezolanos, la decisión de Estados Unidos “no es humanitaria”, porque los están dejando en México sin ningún apoyo.

 

“Nos están tratando de una forma inhumana, nosotros queremos una oportunidad para poder trabajar, pedimos que intervenga la ONU”.

Yordi Vera. / Migrante de Venezuela

 

Tras el acuerdo binacional, el Instituto Nacional de Migración (INM) ha reforzado los retenes migratorios en las carreteras de Chiapas.

El decreto fue lanzado el 12 de octubre de este año, como estrategia para construir un sistema de inmigración justo, ordenado y seguro.

Los venezolanos que ya se encuentran en México, piden al gobierno de Estados Unidos ser recibidos y que haga la contención entre Venezuela y Colombia, para que, por ahora, no salgan más venezolanos.

Con el acuerdo, de inmediato se harán acciones coordinadas con autoridades de México, para reducir el número de personas que llegan a la frontera suroeste y crear un proceso más ordenado y seguro para los migrantes que huyen de la crisis humanitaria y económica en Venezuela.

Y es que el número venezolanos que intentaron cruzar frontera sur de Estados Unidos ha crecido 4 veces más con respecto al año pasado y la gran mayoría de ellos pasa por Chiapas.

Las acciones que Estados Unidos y México anunciaron, tienen como objetivo abordar la migración irregular más aguda y ayudar a aliviar la presión sobre las ciudades y estados que reciben a estas personas.

 Al mismo tiempo, Estados Unidos y México están reforzando sus operaciones coordinadas de aplicación de la ley para atacar a las organizaciones de contrabando de personas y llevarlas ante la justicia. Esa campaña incluirá nuevos puestos de control de migración, recursos y personal adicionales, objetivos conjuntos de organizaciones de contrabando de personas y un intercambio ampliado de información relacionado con los nodos de tránsito, hoteles, casas de escondite y lugares de preparación.