Transportistas exigen a la FGE acciones contra grupos delincuenciales.

Tapachula, Chiapas.- Organizaciones de transportistas se suman a la petición al gobierno de Chiapas y en particular a las autoridades de la Fiscalía General del Estado, para que se actúe en contra de grupos delincuenciales que están extorsionando y aplicando el cobro de derecho de piso en la zona costera de Chiapas, desde Huixtla hasta Tonalá, pues reconocen que hay miedo ante los homicidios y quemas de unidades que se adjudica el crimen organizado.

En rueda de prensa Mario Bustamante Grajales, secretario la industria del transporte en el estado de Chiapas y Mario Alberto Bustamante Mendoza presidente de la Alianza del Autotransporte en el Estado, coincidieron en que, en las últimas dos semanas, se han registrado extorsiones y cobro de piso, algunos de los cuales han sido reportados a las autoridades.

Expusieron que al igual que otras organizaciones de transportistas que se ven vulneradas por los grupos delincuenciales han pedido la intervención de las autoridades, ya que, con anterioridad el delito pudo contenerse y en su momento se les reconoció a la autoridad el esfuerzo, sin embargo, tras el paso de semanas más agrupaciones transportistas han comenzado a reportar nuevos incidentes.

Dijeron que a todos preocupa la situación, porque el transportista vive de su trabajo y si no se detiene esto podría causar serios problemas en todo el estado, tal y como sucedió hace tres años en Cintalapa donde hubo grupos que intentaron estas acciones, pero se hizo frente siempre dentro de la ley y con la actuación de la autoridad se pudo contener.

Señalaron que hoy todos los transportistas y sus organizaciones tienen buena comunicación y están decididos a parar las estafas y elevar la voz en las mesas de seguridad correspondientes.

También reiteraron que no se busca violentar la ley, sino acciones organizadas para no afectar a terceros y lesionar a la sociedad que está harta de las protestas violentas y que se lesionen intereses en sus actividades diarias, sobre todo después de la pandemia y la crisis que esta generó.

Detallaron que la postura será la de pedir a la autoridad que haga su trabajo lo más pronto posible y que las organizaciones empujen para combatir a los grupos delincuenciales que buscan hacer de esta ilícita actividad su modo de vida.