Reserva de la Biosfera La Encrucijada cumple 26 años como Área Natural Protegida

Tapachula, Chiapas.- La Reserva de la Biósfera La Encrucijada, situada en la región costera de Chiapas cumple 26 años del decreto que la convirtió como un Área Natural Protegida en los municipios de Pijijiapan, Mapastepec, Acapetahua, Villa Comaltitlán, Huixtla y Mazatán en la Costa y Soconusco, en ella destacan sus bosques de manglares y una gran variedad de fauna de suma importancia para el ecosistema de la región.

Es importante la participación de la sociedad, en particular en las comunidades que se encuentran dentro de la reserva que han sido pilares de las acciones de conservación de estas zonas naturales, expuso Vicente Castro Castro, Investigador del Centro de Investigación para Mesoamérica de la UNACH.

Mencionó que en la reserva de la Biósfera de La Encrucijada cuenta con una basta vegetación de manglares, de especies de fauna silvestre y flora como ninguna en el país, además representa un tesoro para los pescadores de las comunidades aledañas a este pulmón natural.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) a través de sus diferentes equipos de trabajo, en coordinación con otras instancias de gobierno federal, del estado y locales, continúan reforzando la lucha constante para conservar este sitio importante para la costa y soconusco.

Además, cuenta con una gran variedad de atractivos, que van desde las zonas turísticas, comunidades que realizan productos artesanos y sustentables con la finalidad de aprovechar los recursos naturales promoviendo su conservación, sistemas silvopastoriles como una alternativa para la adaptación al cambio climático buscando aumentar la biodiversidad.

Vicente Castro Castro hizo llamado a la sociedad, al gobierno y en particular a los habitantes de las zonas de la reserva a tener conciencia de conservación ambiental y trabajar en la restauración de los ecosistemas, dado que en los últimos años ha sufrido deforestación, caza furtiva deterioro ambiental.

En el marco de las celebraciones del día mundial de los Océanos y el día mundial del Medio Ambiente, se debe reivindicar la importancia de cada espacio y generar conciencia sobre acciones que conllevan a la conservación, como la reducción del uso de plásticos de un solo uso, la no compra ni el consumo de huevos de tortuga marina, recoger la basura que contamina, cultivar árboles, repoblar jardines con especies silvestres y originarias o limpiar la basura de los ríos y costas.