HABITANTES EN CONTRA DE LA CONSTRUCCIÓN DE ALBERGUE PARA MIGRANTES EN FRONTERA HIDALGO.

En las instalaciones del DIF de Frontera Hidalgo se construye un albergue para niños y niñas migrantes no acompañados.


Habitantes de Frontera Hidalgo se manifestaron en la presidencia municipal, en contra de la construcción de un albergue para migrantes.

 Los pobladores de dicho municipio no quieren que se construya el refugio para los extranjeros de distintas nacionalidades, porque ponen en riesgo la seguridad de los pobladores; por ello, piden al gobierno municipal recapacitar en esta acción.

“Nos manifestamos, porque no queremos que se construya este albergue de migrantes, porque ya tenemos muchos problemas de inseguridad y con la presencia de extranjeros va aumentar”.

Adrián / Habitante de Frontera Hidalgo.


Hace algunos meses esta opción de refugio para migrantes, también fue rechazada por habitantes del municipio de Unión Juárez, al considerar que representaba un riesgo a la seguridad de los habitantes, ya que es un municipio muy pequeño.

Dieron a conocer que el albergue para migrantes que se construyen en las instalaciones del DIF municipal de frontera, provocará un caos social en el municipio, como sucede en Tapachula; además, consideran que la entrada y salida en masa de las personas migrantes pondrá en riesgo la salud de los locales. 

“Además, se puede generar un problema sanitario que perjudique a toda la comunidad”. 


La información que tienen los habitantes inconformes es que es un albergue auspiciado por ACNUR y autorizado por la Secretaría de Gobernación, a través del Instituto Nacional de Migración.

La obra del refugio para migrantes se construye desde el mes de marzo, sin que las autoridades federales tomaran en cuenta a la población de este municipio fronterizo con Guatemala. 

Según los habitantes que se manifestaron, establecieron con el ayuntamiento municipal de Frontera Hidalgo, que para el día viernes a las tres de la tarde deberán tener una respuesta, con relación a la cancelación de la obra del albergue, de lo contrario serán ellos mismos que detengan la construcción. 

“Al ayuntamiento le damos hasta el viernes para que detenga la construcción, de lo contrario lo haremos nosotros los pobladores”.

Que el albergue se construya en terrenos del DIF y de la unidad deportiva municipal, también molestó a la gente, porque el ayuntamiento donó o vendió esos espacios, para dar refugio a los migrantes sin atender las necesidades de los pobladores.