Saltar al contenido

RICARDO CRESPO, EXGARIBALDI, ES SENTENCIADO A PRISIÓN POR ABUSO SEXUAL

Ricardo Crespo, exintegrante del grupo Garibaldi, fue hallado culpable del delito de abuso sexual agravado contra su hija, por lo que está sentenciado a 19 años de prisión, de acuerdo a un comunicado del despacho RPRC Abogados.

En él se lee que Crespo “habría cometido el delito de abuso sexual agravado de manera continua en agravio de su hija, la menor de edad de identidad reservada de iniciales V.C.R., quien sufrió estas conductas desde los 5 hasta los 14 años de edad”.

Crespo fue detenido en septiembre de 2021 y puesto en prisión preventiva siete meses después de haber comenzado el proceso legal.

Crespo formó parte del grupo Garibaldi, así como del show “caballeros en concierto”, junto a Agustín Arana, Chao, Lisardo y Manuel Landeta.

Según un comunicado de la Fiscalía capitalina, el actor posiblemente indujo por varios años a su hija menor de edad a realizar actos sexuales y presenciar contenido pornográfico.

¿Quién es Ricardo Crespo?

Después de más de un año en prisión preventiva Ricardo Crespo fue sentenciado por el delito de abuso sexual agravado contra su hija.

El actor fue denunciado a finales del 2020 por su hija Valentina Crespo apoyada de su madre María Angelica, además a través de sus redes sociales la joven hizo eco de su denuncia como medida de prevención para otras mujeres. “Yo viví abuso sexual desde que tenía cinco años de parte de mi papá, esto fue de los cinco hasta los 14 años”, afirmó Valentina. 

Hoy un juez dictó sentencia para el actor por 19 años de prisión por haberlo encontrado culpable del delito contra de una menor de edad. 

Durante su carrera artística Crespo ha participado en al menos 18 proyectos de televisión entre los que se incluyen “Súbete a mi moto” y “Un poquito tuyo”. Su último proyecto fue en streaming, con Netflix, interpretando al papá de Gerry en la serie juvenil “Control Z”.

Un mes antes de ser aprehendido el intérprete compartió una imagen de él en la playa que describió con la frase “Soy un hombre tranquilo, la inquieta es mi mente”.