MIGUEL BOSÉ, INVESTIGADO POR EVADIR IMPUESTOS

Todo parece indicar que Miguel Bosé no se quitará los reflectores de encima. El cantante español se ha enfrascado en una etapa de escándalos en los últimos años, que ha derivado no sólo en problemas familiares, sino también en dificultades profesionales y ahora hasta fiscales.

Con la revelación de los Pandora Papers, una investigación realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés), integrado por más de 600 periodistas de 117 países que han analizado 11,9 millones de documentos, el también actor quedó involucrado por estar vinculado desde 2016 con la empresa Dartley Finance SA.

El delito de Bosé sería el de haber participado en una sociedad offshore, es decir, invirtiendo en una empresa en un país donde no reside ni realiza actividades económicas, para evadir impuestos. La investigación revelada ayer, detalló que en 2016 Dartley Finance acordó cancelar 10 mil acciones al portador de la sociedad y sustituirlas por la misma cantidad de títulos nominativos a favor del cantante, por lo cual ya está siendo investigado.

DEUDAS CON HACIENDA

Pero no es la primera vez que Bosé tiene problemas financieros; en 2018 apareció en la lista de morosos de Hacienda por deber más de 1.8 millones de euros de evasión de impuestos. Un año después, tras pagar una parte de la deuda, salió de la lista, pero no tardó en volver a generar problemas, pues trató de deducir gastos personales haciéndolos pasar por gastos de su empresa Costaguana, con la que maneja su actividad artística.

Por la deducción de gastos en la compra de jamones, tratamientos de fisioterapia, servicio doméstico, reparaciones en el jardín de su vivienda, servicios de seguridad y reparaciones de autos Hacienda le reclamó a la empresa un total de 55.350,53 euros más 23.536,87 euros de sanción, en marzo del 2021.