Saltar al contenido

DATOS CURIOSOS DEL 14 DE FEBRERO

Cada 14 de febrero se celebra la fecha en que los solteros buscan su media naranja, las parejas la pasan juntos y los amigos tienen un día para conmemorar su amistad.

En esta celebración ocurren cosas que ni te imaginas, te invitamos a conocerlas aquí:

1.- Sabías que un 14 de febrero se introdujo la penicilina, antibiótico utilizado para tratar varias enfermedades, incluso algunas de transmisión sexual.

2- La venta de condones aumenta un 30% el Día de los enamorados.

No solo los enamorados disfrutan de San Valentín, sino que también los fabricantes de preservativos. Según Durex, la venta de condones aumenta entre un 20% y 30% cerca y durante San Valentín.

3- En Japón solo las mujeres celebran el Día de San Valentín.

Los japoneses importaron esta festividad de Occidente, pero cometieron un pequeño error que lleva a que solo las mujeres celebren a su pareja y los hombres no hagan nada. Es costumbre que las japonesas regalen chocolates a sus novios y esposos. Los hombres responden el 14 de marzo, un mes para pensar bien si su pareja merece un buen regalo o flores marchitas.

4- El 14 de febrero es el día de concientización sobre la impotencia

El 14 de febrero del año 2000, el laboratorio Pfizer, productor del medicamento Viagra, aprovechó la fecha para marketing. En Inglaterra se dedicó la fecha al llamado «Día de concientización sobre la Impotencia». Publicidad en el momento justo.

5-Mejor solos que mal acompañados

En Estados Unidos, grupos feministas crearon el “Quirkyalone day” dedicado a quienes prefieren estar solteros que en pareja por sentirse obligados. Así, el 14 de febrero recuerdan que es mejor estar solo que mal acompañado, tal como dice el refrán.

6-Marzo es el mes en que se venden más pruebas de embarazo

La celebración del Día de San Valentín tiene consecuencias, y si una pareja no utilizó protección, existen posibilidades de embarazo. No resulta extraño el hecho de que en marzo se venden más tests de embarazo, coincidiendo con la fecha en que las mujeres deberían experimentar un atraso que les haga sospechar que están esperando un bebé.