¿CÓMO SON LAS ROSCAS DE REYES EN EL MUNDO?

CADA PAÍS TIENE UNA RECETA Y ELEMENTOS DISTINTOS PARA LA ROSCA; ADEMÁS LA TRADICIÓN DE PARTIRLA Y EL PROTOCOLO VARIA EN CADA LUGAR.

FRANCIA

Se cree que la tradición de la Rosca de Reyes proviene de este país. Aquí, el postre se llama Galette des Rois. La versión más popular del Galette des Rois es originaria del norte de Francia.

No es un pan esponjoso, sino una masa de hojaldre doradito y relleno de frangipane, una crema a base de almendras dulces, mantequilla, huevo y azúcar; esta pasta también lleva chocolate y fruta confitada. Por fuera no lleva decoración. 

En el pasado la rosca llevaba un frijol oculto, que ahora puede ser una figura en miniatura. Si lo encuentras eres “rey” por un día y te pones una corona de cartón. El Galette se consume el 6 de enero, pero la temporada termina hasta Mardi Gras (el día previo al Miércoles de Ceniza).

Existen otras versiones del postre. En el sur de Francia no es un hojaldre, sino brioche de frutas.

ESPAÑA

Entre los siglos XVI y XVII, fue España quien importó la Rosca de Reyes a México. Pero no le dicen rosca, sino “roscón”. Y es ligeramente diferente a nuestro postre. 

El Roscón de Reyes es más redondo que nuestra Rosca, es decorado con fruta escarchada y almendras. El sabor es distinto, pues siempre se utiliza naranja y limón en su preparación.

Puede estar relleno de nata o chocolate.  Si te sale la figurita (antes era un haba) en el Roscón, es símbolo de buena suerte. La mala noticia es que debes pagar el postre.

ESTADOS UNIDOS

Se llama King Cake (Pastel de Rey) y es una tradición ligada a la ciudad de Nueva Orleans que, como sabrás, cuenta con herencia francesa.  El King Cake es como una mezcla entre rol de canela gigante y pastel con sabor a café. Su forma es parecida a la de una rosca mexicana, pero le ponen un glaseado de colores encima.

Se rellena con frutas y queso crema, y en su interior también se oculta un bebé de plástico; quien lo encuentra debe comprar el próximo pastel u ofrecer una fiesta.

El glaseado siempre incluye los colores amarillo, verde y morado. Estas tonalidades representan al Mardi Gras, el último día de Carnaval y la fiesta más famosa de Nueva Orleans; el amarillo simboliza poder, el verde es fe y el morado es justicia. 

Oficialmente, el pastel se consume entre el 6 de enero y el Miércoles de Ceniza. Es decir, cuando termina Mardi Gras.