Saltar al contenido

Operan con éxito deformación torácica a dos pacientes del hospital del niño

El equipo especializado del hospital del niño Rodolfo Nieto Padrón realizó nuevamente intervenciones quirúrgicas exitosas a padecimientos raros y por consiguiente, de alto costo. Ahora, se trató de dos operaciones para corregir el tórax de dos menores.

Previamente a que fueran realizadas las operaciones, Vicente Sánchez Paredes, encargado de servicio de cirugías de tórax del hospital del niño, destacó que por el instrumental y demás material especializado que se requiere en este tipo de intervención, el costo en un hospital privado, puede ser hasta de un millón de pesos.

La intervención consiste en colocar, a través de laparoscopía, una barra de titanio entre ambos lados del tórax para expandirlo y así, evitar su hundimiento. El metal se le retirara al menor en un periodo de tres años.

Los pacientes beneficiados son Lizbeth del Carmen Jiménez López, de 11 años de edad, con antecedentes de neurofibromatosis y deformación de parrilla costal desde el año  de edad, y Luis Enrique Martínez García, de 12 años de edad, con el hundimiento perceptible de su tórax desde los seis años de edad.

Para lograr el éxito en las operaciones, al personal médico del hospital del niño se sumó Gabriela Ambriz González, pediatra con 26 años de experiencia, quien como jefe del departamento de cirugía en el hospital de pediatría del centro médico nacional de occidente – en Guadalajara- dirige y opera pacientes de diversas áreas de especialidad quirúrgica con elevado grado de complejidad.

Gabriela Ambriz expuso que la deformidad de tórax es uno de los padecimientos más raros y se registra en uno de cada mil niños, por lo ofrecer este tipo de operación de forma gratuita en el hospital del niño y con el apoyo del DIF, es una magnífica oportunidad para familias que tienen a un menor con esa dificultad que, remarcó, muchas es desestimada y considerada sólo como un problema estético.

Silvia Gutiérrez Lucatero, directora del hospital del niño, destacó que en suma son más de 60 personas que intervienen de manera interdisciplinaria en el proceso de atención y operación a los menores, y entre ese personal, sobresale la participación de especialistas que vienen de otras instituciones para dar de su experiencia, capacitación al personal.