Gobierno de México y la Unesco instalan Consejo Científico Cultural para el Tren Maya

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) conformaron el consejo Científico-Cultural en el marco del programa de acompañamiento para el desarrollo sostenible en la ruta del Tren Maya.

El propósito de este órgano es integrar actores e instituciones clave a nivel federal, estatal, municipal y local en materia cultural, científica y medioambiental, en un foro de diálogo, análisis y orientación de las actividades que desarrolle la Unesco para este proyecto de desarrollo sostenible.

La secretaria de cultura, Alejandra Fraustro Guerrero, declaró que “la participación de la Secretaría de Cultura en el proyecto del Tren Maya es una actividad constante y prioritaria”.

Por su parte, Rogelio Jiménez Pons mencionó que el consejo es un organismo que va de la mano con el programa de acompañamiento de la Unesco. Este consejo promueve el seguimiento de dependencias federales, instituciones académicas y la sociedad civil a los resultados generados desde la colaboración entre Unesco y Fonatur.

En tanto, Frédéric Vacheron, representante de la Unesco en México, afirmó que este consejo es un mecanismo importante de acompañamiento porque articula las temáticas que trabaja la Unesco en este proyecto.

A través de este consejo se dará seguimiento a diversas actividades del proyecto de acompañamiento para el desarrollo sostenible en la ruta del tren maya, tales como: diseñar una estrategia de turismo cultural del proyecto tren maya a 20 años, fortalecer las actividades productivas tradicionales con alto valor cultural y medioambiental como medios para el desarrollo económico inclusivo, mapear el patrimonio histórico en el área de influencia de las estaciones del tren maya en colaboración con la secretaría de cultura y el instituto nacional de antropología e historia (INAH), y elaborar recomendaciones para su conservación.

Este órgano asesor está integrado por 16 miembros permanentes, entre los cuales  participan la Unesco y Fonatur como instituciones responsables y convocantes.

Este consejo remarca la importancia y el alcance del proyecto del tren maya para salvaguardar el patrimonio histórico, promover el desarrollo sostenible; fomentar el respeto a los derechos humanos y la participación de los pueblos indígenas, así como la protección del patrimonio cultural y el medio ambiente en el sureste de México.