Continúan los descubrimientos arqueológicos del Tren Maya

Debido a la riqueza del patrimonio histórico y arqueológico, el Tren Maya toma medidas para estudiar todo el terreno por el que atraviesa y así poder proteger la herencia cultural.

El Fondo Nacional del Fomento al Turismo (Fonatur) dio a conocer que han hecho grandes descubrimientos a través del trabajo arqueológico. Señaló que siendo El Tren Maya una oportunidad única de investigación para vestigios que de otra forma hubieran permanecido en el olvido y expuestos al saqueo, se logró el descubrimiento de uno de los más deslumbrantes como el Sacbé de Cacalchén.

El Sacbé, que significa camino blanco, es una vía pavimentada de 33 km, el segundo más grande del que se tiene conocimiento.

Cerca del área de Cacalchén, también se descubrió una caverna con cuerpos de agua; el lugar posiblemente se utilizó por los antiguos mayas. La caverna será estudiada por medio del registro geoespacial para crear modelos 3D, que servirán para conocerla de manera virtual, sin poner vidas humanas en riesgo.

En todos estos lugares se han encontrado monumentos arqueológicos como material óseo, cuchillos de pedernal, cistas, tiestos, puntas de lanza, metates y piezas cerámicas completas. Todos estos descubrimientos se trasladaron a los laboratorios en bio arqueología, arqueometría y restauración de materiales arqueológicos.

A partir de los análisis se obtiene la cronología, así como su uso en determinadas actividades humanas. Todo esto marca la historia de la península.

El Fonatur, señaló que, al día de hoy, han encontrado un total de 16 mil 572 monumentos a lo largo de los primeros cuatro tramos del tren.

Estos monumentos son el legado de la nación, las raíces de la cultura, por lo que el Tren Maya continuará ayudando a encontrarlos, estudiarlos y preservarlos, garantizó el Fonatur.