Vendedores ambulantes desafían altas temperaturas en Villahermosa.

La ciudad de Villahermosa ha mantenido en los últimos días temperaturas de 39 grados con sensación térmica de 48 grados centígrados.

Esto provoca que vendedores ambulantes desafíen los intensos rayos del sol por las calles de la ciudad, vendiendo pozol a los transeúntes que caminan por las calles de bajo los intensos rayos del sol.

Las altas temperaturas no es impedimento para que estos vendedores deambulen por las calles, ya que diariamente deben sacar el sustento para mantener a su familia.