Talibanes se reúnen con la delegación de Estados Unidos y la Unión Europea.

Los talibanes se reunieron con una delegación conjunta de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) en Qatar, en tanto Bruselas se comprometió a aportar una ayuda humanitaria de mil millones de euros para Afganistán.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció un programa de ayuda de la UE destinado a “evitar un enorme colapso humanitario y socioeconómico en Afganistán”, durante una cumbre virtual del G20 organizada por Italia.

Las conversaciones en Doha entre representantes talibanes, de la UE y de Estados Unidos fueron facilitados por Qatar, que desde hace tiempo alberga la oficina política de los talibanes.

Según la portavoz de la UE, Nabila Massrali, el intercambio debería “permitir a Estados Unidos y a los europeos abordar problemas” como la libertad de desplazamiento para las personas que quieran salir de Afganistán, el acceso a ayuda humanitaria, los derechos de las mujeres o impedir que el país se convierta en un santuario para grupos “terroristas”.