Retrasa Reino Unido fase final de desconfinamiento, por temor a 3ra ola de contagios de la variante Delta.

El gobierno británico retrasó cuatro semanas, del 21 de junio al 19 de julio, la fase final de su plan de desconfinamiento en Inglaterra, a fin de evitar una tercera ola de la pandemia impulsada por la contagiosa variante Delta del Coronavirus, dominante ahora en Reino Unido.

En conferencia de prensa desde su despacho en Downing Street, el primer ministro británico, Boris Johnson, sostuvo que es

“sensato (…) levantar el pie del acelerador”

Para dar más tiempo a que avance el plan de vacunación, que aspira a haber ofrecido una primera dosis a todos los adultos a finales del próximo mes.

Ante la demostrada efectividad de las vacunas Pfizer y AstraZeneca para prevenir las hospitalizaciones por la variante Delta, Johnson dijo que el gobierno revisará la situación dentro de dos semanas y podría reconsiderar entonces la hoja de ruta.

En los últimos días, la comunidad científica ha presionado para aplazar la desescalada, a fin de evitar una tercera ola de la pandemia, hasta que haya más gente vacunada.

Un estudio difundido por la autoridad sanitaria de Inglaterra, Public Health England, indica que tanto Pfizer/BioNTech como Oxford/AstraZeneca son igual de efectivas en prevenir las hospitalizaciones por las variantes Delta y Alfa.

Las personas sin vacunar, sobre todo jóvenes, que se contagian de la Delta tienen sin embargo el doble de riesgo que con la Alfa de ser hospitalizados, señala la investigación.