Protestan en contra del gobierno de Luis Arce en Bolivia.

Varias ciudades de Bolivia fueron escenario de protestas convocadas por la oposición, organizaciones ciudadanas y gremiales en “defensa de la democracia” y en contra de normas que impulsa el gobierno de Luis Arce, en un paro que el depuesto mandatario Evo Morales calificó de “fracaso”.

Se trata de las mayores manifestaciones antigubernamentales desde la crisis de 2019, cuando se prepetró el golpe de Estado contra Morales.

La policía enfrentó con gas lacrimógeno a manifestantes que bloquearon avenidas y hubo enfrentamientos callejeros sin mayores consecuencias, sobre todo en Santa Cruz y Cochabamba, mientras en La Paz vendedores callejeros y pequeños comerciantes protagonizaron una marcha para rechazar un proyecto de ley que impulsa el gobierno y que los gremiales afirman “afecta a la propiedad privada”.

A la protesta convocada contra el proyecto de ley contra las ganancias ilícitas se sumaron gobernadores y alcaldes opositores que denuncian al gobierno por utilizar la justicia para “castigar la disidencia y perseguir a los opositores” que protagonizaron las protestas de 2019 que derivaron en el golpe contra Evo Morales, aseguró Manuel Morales, del Consejo Nacional de Defensa de la Democracia (Conade).