Proponen reforma para garantizar paridad de género en cargos de gobierno

La diputada del PRI, Ingrid Margarita Rosas Pantoja, recordó que en 2019 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el Decreto promulgado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador en materia de paridad de géneros, por el que se reforma la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para garantizar que la mitad de los cargos de decisión política en los tres órdenes de gobierno (federal, estatal y municipal), en los tres poderes de la Unión (Ejecutivo, Legislativo y Judicial) y organismos autónomos sean para mujeres.

Pero, dio a conocer que a casi dos años de estar vigente esta reforma constitucional, no se ha cumplido a cabalidad lo que ordena su artículo cuarto transitorio, en cual señala que “Las legislaturas de las entidades federativas, en el ámbito de su competencia, deberán realizar las reformas correspondientes en su legislación, para procurar la observancia del principio de paridad de género en los términos del artículo 41.”

La legisladora, subrayo que la Ley Fundamental ordena que, en el nombramiento o designación de las personas responsables de las dependencias del titular del Poder Ejecutivo, deberá observarse el principio paritario, de igual manera, en la integración de los organismos autónomos.

Rosas Pantoja, señaló que actualmente las dependencias y organismos autónomos suman 28, y solo 4 de ellos están dirigidos por mujeres, como son: la Secretaría de Educación, la Secretaría de Salud, la Secretaría de Desarrollo Energético y el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco.

Expuso que la realidad de la paridad en Tabasco, refleja que el 86% es para los hombres y sólo el 14% de las secretarías y dependencias es para las mujeres.

Ante ello, insistió que es necesario modificar la Constitución Política del Estado, para establecer la reforma paritaria mediante la adición del artículo 74 bis, para incluir la obligación de nombramiento paritario en los cargos de los tres poderes, de los municipios, de los órganos constitucionalmente autónomos y de todos los demás entes públicos. Y así la entidad cumpla con el principio de paridad de género, designando el 50% de mujeres y el 50% de hombres.