Saltar al contenido

Caen ventas de comercios y se deterioran colonias aledañas por distribuidor vial de Universidad

A pocos meses de que cumpla dos años la construcción del distribuidor vial de las avenidas José Pagés Llergo y Universidad, la obra pareciera que no tendrá una pronta conclusión a como estiman las autoridades estatales.

De acuerdo con lo estipulado, se espera que la obra concluya el próximo mes de marzo, sin embargo, autoridades como el secretario de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas (SOTOP), Luis Romeo Gurría Gurría han reconocido algunos atrasos por las lluvias que se han presentado a lo largo de estos casi dos años.

Como era de esperarse, esta obra ha traído efectos negativos para los comercios y habitantes de las colonias y fraccionamientos aledaños.

Uno de los pocos comercios o empresas que sobreviven, es una dedicada a la venta de motocarros, motocicletas y vehículos pequeños de carga, ubicada en la esquina de la avenida Adolfo Ruiz Cortines y la calle Sindicato del Trabajo, allí Sandivel López de la Cruz, vendedora de la tienda aseguró que sus ventas han caído aproximadamente 50 por ciento ya que pasaron de vender poco más de 60 unidades antes de la construcción a tan solo de 20 a 30 mensualmente.

Explicó que esto se debe a que los accesos a la tienda son limitados, por lo que han tenido que implementar estrategias como salir a vender y entregar las unidades en una bodega con la que cuentan en otra ubicación.

Por otra parte la señora Marina Hernández quien tiene su domicilio en la Calle del Trabajo de la colonia Adolfo López Mateos aseguró que la localidad se ha visto afectada por dicha obra, ya que tienen pocas vías para salir lo que genera tráfico, y además el paso de vehículos pesados y maquinaria ha deteriorado las calles.

Resalto que el constante transito de equipo y vehículos pesados, las tuberías han colapsado por lo que se han formado numerosas fugas de agua en diversas calles.