Llega a México avión con personas evacuadas de Afganistán

 

Esta madrugada, en coordinación con la Secretaría de Relaciones Exteriores del Gobierno de México, aterrizó en el aeropuerto internacional Benito Juárez en la Ciudad de México el avión militar de las fuerzas aéreas emirí de Qatar número 21QAT001-M1 con aproximadamente 120 personas que fueron evacuadas de Afganistán, a las cuales el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos les entregó la calidad de asilo político.

Para recibir este vuelo que despegó de Doha, con escala en Marruecos y Cancún, Quintana Roo para aterrizar 3:00 am en el Aeropuerto Benito Juárez de la Ciudad de México, estuvieron presentes el embajador de Qatar en México, Mohamed Alkuwari y el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

El Estado de Qatar ha jugado el papel del mediador imparcial durante el conflicto en Afganistán, afirmando su compromiso y cooperación perenne con sus socios internacionales y las Naciones Unidas para establecer la paz, la seguridad y la estabilidad en Afganistán.

 

El Estado de Qatar destaca la importancia de una gobernabilidad integral y el respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las mujeres, las minorías y el derecho humanitario.

 

México recibe a jóvenes afganas que huyeron de su país

Previo a todo ello, después de un largo viaje, cinco jóvenes afganas, quienes salieron de su país ante el regreso de los talibanes al poder, llegaron a México, donde son hospedadas en una institución cuyo nombre fue reservado, y podrán solicitar una visa humanitaria de 180 días con opción de prórroga.

 

El canciller, Marcelo Ebrar, escribió: “Recibimos a las primeras solicitantes de status humanitario en México provenientes de Afganistán , ellas forman parte del equipo de robótica de ese país  y defienden un sueño : un mundo con igualdad de género. Bienvenidas!!!”

 

Las mujeres forman parte del primer equipo de robótica femenil de Afganistán, llamado “Afghan Dreamers”, que ganó fama internacional en 2017, cuando las mujeres superaron una serie de trabas burocráticas y misóginas y viajaron a Washington para concursar en una competencia de robótica internacional, donde ganaron una medalla de honor.