Negocios cercanos a escuelas cambian de rubro para susbsistir

La necesidad ha obligado a las empresas a modificar sus labores de trabajo luego de que las clases presenciales fueran sustituidas por la modalidad en línea tras la llegada de la pandemia por covid-19.

 

Ya no teníamos ningún ingreso y tenemos deudas y a parte tenemos que comer y ya abrimos este negocio de tortas tiene 15 días que lo abrimos, nos lo traspasaron pero no es lo nuestro”, mencionó Isabel Aguilar Palafox, quien cambió de rubro su negocio. 

 

El posible regreso a clases para el mes de agosto podría traerles beneficios a estos comerciantes, que no pierden la esperanza de regresar al sector al que se dedicaban desde varios años atrás.

 

A nosotros nos beneficiaría mucho porque nos dedicamos a los uniformes escolares, puedes ver ahí el anuncio tuvimos que cambiar de giro apenas tenemos 15 días con este negocio nos lo traspasaron y nosotros pensamos volver a los uniformes escolares”, indicó Isabel Aguilar Palafox. 

 

En el caso de Isabel para solventar los gastos de inversión para su negocio de uniformes, tuvo que solicitar un préstamos en el banco, haciendo que desde hace más de un año los intereses incrementen mientras su mercancía continúa detenida al igual que el retorno a las aulas.

 

“El haber cerrado las escuelas nos perjudicó mucho, tiene un año que no tenemos trabajo, la verdad es que nos endeudamos con los bancos para invertir con los uniformes y nos dijeron que siempre se cierran las escuelas y nos quedamos con todo el uniforme del ciclo pasado”, comentó Isabel Aguilar Palafox. 

 

Hoy con la mirada en el pasado recuerda como sus meses fuertes eran julio y agosto, haciendo lo que tanto le gustaba, conseguía vender hasta 400 uniformes que le daba solvencia económica por todo un año.

 

Nuestra temporada empezaba a partir de julio y agosto eran los meses fuertes, a lo mejor vendíamos de 200 a 300 uniformes en la temporada hasta 400 pero era para todo el año”, agregó Isabel Aguilar Palafox. 

 

Pero Isabel no se dará por vencida ya que el anuncio de un posible regreso de los estudiantes le devuelve la esperanza de que sus manos regresen a elaborar uniformes.