¿Buscas trabajo? Los mejores tips para tu entrevista (1a Parte)

Hola amigas y amigos! Cuantos de ustedes anda buscando trabajo, pero no sabe ni por donde empezar, ya te has echado un clavado en la gran alberca de los que están tratando de conseguir trabajo y seguro has notado que es como nadar con tiburones en un mar desconocido.

Alejandro Rock / Conductor Giros Puebla Canal 13

Pues si este es tú caso, yo te quiero ayudar con los siguientes consejos para que empieces a cambiar ese panorama y encuentres el trabajo que soñabas encontrar o por lo menos un buen trabajo que ayude a pagar cuentas en lo que encuentras tu verdadera vocación.

Todo esto sin importar si es la primera vez que buscas trabajo o ya llevas un rato sin buenos resultados.

¿Estamos listos?

Bien, lo primero que hay que entender es que, en una entrevista de trabajo, no están esperando contratar al más inteligente, al mejor vestido, al que mejor habla ni al más sonriente y amable de la lista sino que están buscando una mezcla de estos factores que son determinantes a la hora de elegirte para ese puesto.

Las entrevistas están enfocadas en su totalidad a conocerte, saber más de ti sobre como te llevas con la gente, como trabajas bajo presión, que tan amable o arisco eres y, por supuesto, quieren detectar que tan problemático o no serás en la oficina.

Comencemos por lo básico que es dividir la entrevista de trabajo en tres aspectos que tus próximos jefes querrán conocer de ti para armar un panorama mental de como te desempeñarás en sus oficinas y con tus nuevos compañeros.

(muy importante también)

¿Quién eres?

Prepárate para hablar de ti de manera concreta y concisa.

Has un pequeño guion sobre ti que no dure más de 1 minuto para explicarlo, trata de no solo hablar de tus logros académicos, incluye comentarios sobre familia y lo bien que te llevas con ellos, habla sobre buenas relaciones con jefes anteriores y los retos que afrontaste.

Recuerda que en ninguna oficina entran los “sabelotodos” que hacen todo “solos”, un buen equipo se forma de buenos integrantes, no de egoísmo, déjale saber a tú entrevistador lo bien que trabajas en equipo y, sobretodo, que sabes escuchar.

Trata de jamás hablar de tus defectos, a menos que te pregunten ¿cuáles son tus defectos? De lo contrario, nunca guíes la conversación hacia un puerto negativo donde hables de problemas que tuviste y porqué se ocasionaron.

Jamás insinúes que hay gente tóxica a tu alrededor que te hace ver mal, recuerda que lo que dice Juan de Pedro dice más de Juan que de Pedro.

Ten a la mano una gran anécdota donde tú salvaste el día, ya sea en otra oficina o en tu casa o en la universidad (si es que esta es tu primera entrevista de trabajo).

Si no tienes ninguna, busca una buena anécdota familiar donde deje en claro que te llevas bien con todos, una historia donde todos te apoyan, ellos creen en ti y saben que le pondrás toda la pasión y el corazón al nuevo trabajo que emprendas.

Pero mi mayor consejo en este punto es, “SE TÚ MISMO”, no fijas absolutamente nada, no finjas haber leído mil libros si no lo has hecho, no finjas ser el mejor de tu clase si no lo eras.

Créeme que estas mentiras “piadosas” no son necesarias y solo complicarán tu perfil si es que entras a la empresa.

¡Se tú mismo y enséñales de qué estás hecho!

Esta es la primera parte de dos, aquí aprendimos a conocernos a nosotros, en la siguiente parte te explico cómo actuar, cómo verte en la entrevista y qué esperar.