Cruz Azul se redime ante el Arcahaie en CONCACAF

La Máquina regresó a la actividad en Concachampions al recibir al modesto Arcahaie de Haití en la cancha del Estadio Azteca después de que en la ida los haitianos soprendieron al mundo al sacar un empate sin goles e incluso con posibilidades de vencer al equipo mexicano.

El Arcahaie tuvo muchos problemas para poder viajar a territorio azteca al no contar con el capital necesario para emprender el vuelo.

Afortunadamente, la organización del torneo y la CONCACAF lograron absorber los gastos que permitieron que el partido se pudiera jugar en el Coloso de Santa Úrsula.

Ya en México, un futbolista del Arcahaie decidió abandonar a su equipo, desertar y quedarse en territorio mexicano para buscar una mejor vida. En Haití la situación social es complicada.

Después del resultado en el encuentro de ida, el Cruz Azul recibió críticas e incluso burlas, sin embargo, para la vuelta lograron la redención y perforaron la red visitante en 8 ocasiones.

El equipo haitíano jugó con mucha valentía, pero la altura de la Ciudad De México junto con la seriedad con la que la Máquina enfrentó el partido, formaron la conjunción perfecta para la goleada.

Fuera del resultado, el Arcahaie se ganó el respeto de todo el continente y por algunos momentos, puso en predicamento al mejor equipo del balompié azteca.