Saltar al contenido

La Secretaría de Marina (SEMAR) devela la escultura de Frida, la Perra Rescatista.

La Marina develó la escultura de Frida, la perra que participó en rescates en Haití, Guatemala, Ecuador, en la explosión de la Torre de Pemex y en los terremotos del 7 y 19 de septiembre de 2017. Durante la develación de la escultura de bronce en las instalaciones del Centro de Estudios Superiores Navales de la Semar, se recordó que, durante su vida activa como rescatista, Frida logró encontrar a 12 personas con vida y a 43 personas fallecidas. Además, participó en 53 operaciones en México, Haití, Guatemala y Ecuador.

Coordinadora Nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa destacó que la perrita Frida es digna represente de la Protección Civil en la fase de búsqueda y rescate de personas dentro de la Unidad Urbana de la Secretaría De Marina, cabe mencionar que la develación de la estatua se realizó el Día Internacional del Rescatista.

El secretario de la Marina, el almirante José Rafael Ojeda Durán, consideró que se le rinde tributo a la vida de Frida y por el recuerdo eterno que tienen de ella seguirán preparando binomios caninos navales para que hoy, mañana y siempre estén listos para servir a México.

“Hoy rendimos homenaje a uno de nuestros más queridos elementos caninos, más queridos por todas y todos nosotros e incluso por personas de otras nacionalidades”, indicó.

De igual forma se destacó que el espacio que ocupará la escultura es para honrar la vida de Frida, pero también como un recordatorio de lo que ha simbolizado.

“Ella nos hace refrendar el espíritu de cuerpo, el compañerismo y la unión que nos permite, con todos nuestros andares y recursos, apoyar a la sociedad y con nuestros valores que es el honor, deber, lealtad y patriotismo”, expuso.

De raza labrador, Frida nació el 12 de abril de 2009 y se destacó en sus aptitudes para labores de búsqueda y rescate. La estatua de Frida muestra a la perra de pie, con sus característicos googles, botas y su chaleco que utilizó en las labores de rescate en las que participó. El 24 de junio de 2019, con 10 años de servicio, la perra Frida fue jubilada de la Unidad Canina de la Secretaría de Marina por lo que entregó su equipo táctico y recibió un juguete como símbolo del inicio de su nueva vida. A sus 13 años de edad se encuentra retirada y vivirá sus últimos años descansando y siendo reconocida como una heroína.