Saltar al contenido

Cumplieron 35 días retenidos en Uzumacín y se rompió el diálogo con las autoridades

Familiares de los 10 retenidos de Santiago Progreso en San Pedro Uzumacín, denunciaron que cumplieron 35 días en esa localidad sin que se tengan avances para que puedan ser puestos en libertad nuevamente.

Acusaron que tras la plática que tuvieron el miércoles con el Secretario General de Gobierno, Francisco García López, a las puertas del palacio de gobierno, no se concretó una solución al respecto.

Lamentaron que los avances son nulos y que no se tenga una solución al respecto, además que se les quiere cobrar una multa de un millón de pesos para que liberen a estas personas.

Indicaron que también se les esta acusando de la expulsión de una familia de su comunidad, hecho que fue atenido en su momento, pero que ahora se está tomando como parte de los motivos para retener a sus familiares.

Además, denunciaron que a quienes están privados de su libertad los mantienen incomunicados, no pueden dialogar con ellos, y tampoco saben cuales son sus condiciones, por lo que demandan que se les atienda de manera correcta para que puedan regresar con su hogar.

Han intentado lograr una solución con las autoridades estatales, pero tampoco se ha conseguido que sienten a ambas comunidades a platicar para que se puedan lograr acuerdos de consideración.

De la misma forma, señalaron que deberán mantener un campamento de protesta frente al palacio federal en la avenida Independencia en el centro de la ciudad de Oaxaca, hasta que sus familiares regresen sanos y salvos a su localidad, pues no desean que se mantenga el caso en la impunidad.