Skip to content

Reducir las elecciones a un mero trámite, es una mentira: Xóchitl

Reducir las elecciones a un mero trámite, “o es una mentira o un desplante de arrogancia”, respondió Xóchitl Gálvez, candidata de la coalición Fuerza y Corazón por México (PAN, PRI y PRD), un día después de que su opositora y puntera en la mayoría de las encuestas, Claudia Sheinbaum, consideró que en la recta final de la campañas sólo “falta el trámite el 2 de junio”.

Sheinbaum “dice que la democracia es un trámite porque le estorba (…) se necesita de mucha arrogancia para reducir a un mero trámite una elección en la que 100 millones de personas pueden salir a votar”, dijo Gálvez sin mediar pregunta, durante su participación en la Reunión Nacional de Consejeros Regionales 2024, de BBVA.

“En esta elección se decidirá la clase de país que seremos en los próximos 30 años, se definirá si seguimos adelante hacia una economía y una sociedad más libre y moderna; o si regresamos a un pasado con un gobierno que ve a la iniciativa privada y a la banca como un adversario”, dijo Gálvez Ruiz.

La víspera, en el mismo evento y luego de que el entrevistador le preguntara si “¿ya se coció el arroz en materia electoral?”, Claudia Sheinbaum, candidata de la coalición Sigamos Haciendo Historia (Morena, PT y PVEM), dijo que “falta el trámite el 2 de junio”, dando por hecho que en los comicios se reflejará la ventaja que le dan las encuestas.

“Nombre, se les quemó. Y el mío está esponjando y va a llegar en su punto. Vamos a ganar. No tengan ninguna duda. El voto oculto está con nosotros, no con ellos”, respondió a la misma pregunta Gálvez. “La soberbia es un pecado que se paga en vida”, predicó.

Durante su presentación frente a los consejeros regionales, Gálvez fue recibida por un largo aplauso e interrumpida también en varias ocasiones por las palmas del auditorio; incluso concluyó su ponencia con ovaciones de pie. En una participación que viró entre ataques a Sheinbaum y sus propuestas, dijo que su visión se basa en tener un “México de clases medias”.

Con miras a ese objetivo, Gálvez prometió erradicar la pobreza extrema. No especificó cómo, pero sí recalcó que se mantendrán los programas sociales, al tiempo que se fortalece el empleo “bien pagado”.

Al ser cuestionada sobre las proyecciones de déficit fiscal para este año, de 5.9 por ciento, y una reducción prácticamente a la mitad para 2025, Gálvez lo redujo a las finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex); agregó que atajar las pérdidas por robo de gasolinas y gas, permitirán financiar su promesa de eliminar el pago de impuesto sobre la renta a quienes ganen menos de 15 mil pesos al mes.

“Es preocupante el déficit que tenemos ya este año y no lo podemos seguir permitiendo; se habla de reducirlo, pero no se habla de qué es lo que nos está generando este déficit. Por supuesto que estoy decidida a revisar lo que está pasando en Pemex”, proclamó, al tiempo que, dijo, se necesita replantear su modelo de negocio.

El robo de gas a los ductos de Pemex asciende a 30 mil millones de pesos y la evasión por gasolinas importadas que se hacen por otros lubricantes alcanza 700 mil millones de pesos. “Yo sí me voy a comprometer a combatir la corrupción de manera frontal y sanear a la petrolera”, comentó.