Skip to content

Aeronave oficial trasladó a recién nacido de Tapachula a Tuxtla para brindar atención médica

Durante la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz y la Seguridad, el gobernador Rutilio Escandón Cadenas informó que, en las últimas horas, una de las Unidades de Rescate Aéreo realizó el traslado de otro recién nacido, ahora del municipio de Tapachula al Hospital de Especialidades Pediátricas de la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.

El mandatario señaló que, gracias a que las aeronaves oficiales siguen al servicio del pueblo en materia de salud, protección civil y seguridad, se logró salvar la vida de este bebé, quien, de acuerdo con el diagnóstico del personal médico de dicho nosocomio, se encuentra estable.

En ese marco, Escandón Cadenas felicitó y envió un abrazo cariñoso a las niñas y los niños en su día, y refrendó el compromiso de seguir impulsando acciones para garantizarles entornos felices, sanos y con mejores oportunidades a fin de que puedan alcanzar sus sueños.

“Hoy es un día muy especial porque se celebra el Día de la Niña y del Niño, así que hay que darles mucho amor, mucho cariño y sobre todo pensar en lo mejor para ellas y ellos. ¡Vivan las niñas y los niños! Envío un abrazo muy cariñoso a todas las niñas y los niños de Chiapas, de México y del mundo”, expresó.

En otro momento, Escandón Cadenas dio a conocer que Chiapas amaneció con 62 puntos de calor, y explicó que, aunque se hace un gran esfuerzo para combatir y liquidar los incendios, es muy importante que la población evite la quema de pastizales, toda vez que estas malas prácticas únicamente afectan las riquezas naturales, la flora y la fauna, y ponen en peligro la integridad, el patrimonio, la salud y la vida de las personas.

Agradeció el trabajo del Ejército Mexicano a través del Plan DNIII-E, la Marina con el Plan Marina, la Guardia Nacional con su Plan Guardia Nacional, a las corporaciones federales, estatales y municipales de seguridad y protección civil, y a los Comités Comunitarios de Protección Civil, por hacer causa común en la misión de cuidar al pueblo ante cualquier emergencia por los incendios y ahora ante las lluvias.