Skip to content

Rolando Zapata, comprometido a generar más y mejores fuentes de trabajo para los yucatecos

En esta campaña, Rolando Zapata ha dejado claro su compromiso de incrementar la inversión productiva en el estado, y que estas inversiones signifiquen mejores fuentes laborales e ingresos para las familias yucatecas.

Las propuestas que tiene el candidato a la senaduría por la Coalición Fuerza y Corazón por México tienen antecedentes, pues como gobernador de Yucatán lo demostró.

De 2012 a 2018 se crearon más de 71,000 empleos formales, lo que representó 136.8% más que los generados durante las dos administraciones previas, ya que en los dos sexenios anteriores sólo se generaron 52 mil empleos formales.

Del mismo modo, Yucatán destacó como un referente nacional en los programas e iniciativas del Servicio Nacional de Empleo.

Además, el salario promedio de los trabajadores formales aumentó en un 32.2% con respecto al inicio de su administración.

De 2012 a 2018, se inauguró la planta de Leoni, empresa alemana dedicada a la industria automotriz, con una inversión superior a los 400 millones de dólares. También inició en la primera planta de papel de Empaques Nova, ubicada en el municipio de Umán y Grupo Modelo y Envases Universales de México, por mencionar algunos ejemplos.

Por ello, Rolando Zapata manifestó su compromiso para lograr que más inversiones sigan llegando a Yucatán y sobre todo que estas inversiones se traduzcan en empleos formales y bien pagados para los yucatecos.

También considera importante que la seguridad continúe como el estandarte de la entidad porque así hay garantía de más inversiones.

“Yucatán es un estado excepcional en donde los gobiernos del PRI y el PAN le hemos apostado a la seguridad y este factor ha permitido que muchas empresas volteen a ver a nuestro estado como una buena oportunidad”, indicó.

Reiteró que una de sus propuestas es no dejar de lado a personas trabajadoras de sectores importantes como el mar y el campo y justamente ha ofrecido que estos sectores reciban un pago permanente mientras que sus productos comienzan a ser redituables en un periodo razonable.