Skip to content

La ONU advierte que calor empeora la situación humanitaria en Gaza

La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) alertó que “la crisis sanitaria empeorará en Rafah, a medida que las temperaturas sigan subiendo en las próximas semanas. Por el momento, se ha reportado ya la muerte de dos niños a causa del calor”.

Ubicado al sur de la Franja de Gaza, Rafah “refugia más de un millón de personas en condiciones extremas de hacinamiento, carencias y precariedad, que ahora, además, deben soportar temperaturas de hasta 40°C”.

La UNRWA señaló que “la mayoría de las familias en Rafah no tienen ni siquiera tiendas de campaña, y muchas viven bajo láminas de plástico de desecho, haciendo todo lo que pueden para sobrevivir”. Además, se detalló que “las personas desplazadas tienen acceso a menos de un litro de agua por persona al día para beber, lavarse y bañarse, frente al mínimo de 15 litros que se estiman necesarios para la vida diaria”.

Una vez más la ONU urgió a poner un alto al fuego, y es que se estima que al menos 17 mil personas menores de edad se han quedado solas o se han separado de sus familias desde el pasado 7 de octubre. En este mismo sentido son más del 70% de las casas dañadas o destruidas, por lo que la mayoría de las niñas y los niños han perdido sus hogares.