Skip to content

Carlos Rivera habla de su vida como papá y artista; ¡su bebé lo acompaña a todos sus conciertos!

Carlos Rivera y Cynthia Rodríguez son uno de los matrimonios favoritos del público y cuando dieron a conocer que se convertirían en papás, las redes sociales explotaron de alegría y felicidad.
Ahora que ha pasado casi un año de su nacimiento, Carlos se sinceró sobre cómo es combinar su trabajo con el ser un padre presente. Aunque el cantante no suele hablar de su vida privada, esta vez sorprendió compartiendo cómo son esos momentos especiales con su familia.
Carlos Rivera en su faceta de papá primerizo ¿qué es lo más difícil?
Carlos reconoce que ser artista si bien no es un trabajo común, le ha permitido estar cerca de su esposa y su hijo cuando más lo necesitan.
“Desde que nació mi hijo cambié mucho mi manera de hacer las cosas. Por eso te decía que antes me aventaba estas locuras de ir y venir en un día. Desde que nació, pedía que todo el primer mes no me pusieran nada de trabajo y realmente así fue. Yo no trabajé nada y después se programó todo para que yo pudiera estar en México. Yo podía ir a trabajar, pero volvía a casa. No estaba fuera o lejos”, contó.

Es así que para cumplir con sus responsabilidades, Carlos ha tenido que ver cómo equilibrar su vida y no descuidar ningún asunto, por lo que ha combinado sus facetas de papá y cantante. En ocasiones su pequeño ha estado presente en sus conciertos y ya ha viajado por el mundo con él a pesar de que solo es un bebé.
“Después ya se vino conmigo, a Argentina, a Uruguay, a España, porque de alguna manera siento que no quiero esa parte de que se repita el patrón (ser un padre ausente), sino todo lo contrario. Yo sí quiero que forme parte de lo que hago. De alguna manera creo que los padres normales que tienen un horario, que salen en la mañana y regresan por la tarde, creo que yo he tenido la oportunidad de tener muchísimo mejor tiempo que eso, porque tengo días enteros. Puedo estar una semana completa en mi casa y solo ir a trabajar el fin de semana y regresar. Eso es una gran ventaja”, se sinceró.

Para Carlos, es de suma importancia equilibrar su trabajo con sus momentos de ser esposo y padre y por eso agradece que su familia pueda estar presente en estos momentos que también son especiales para él: “Termino la gira y empiezo un tiempo de hacer una gira mucho más tranquila, tengo uno o dos shows por mes, entonces puedo estar en mi casa. Sí, te replanteas por completo, cómo lo quieres hacer, me acompañan en la mayoría de los shows”, concluyó.