Saltar al contenido

Se encontraron restos genéticos de Diego Urik en el cuerpo de Jessica González

Morelia, Michoacán.- De acuerdo con la perito Santa Guadalupe, quien recogió pruebas del cuerpo y prendas de vestir de Jessica González, cuando hay forcejeos, jalones y fricciones entre dos personas, suelen quedar restos biológicos o fluidos en el cuerpo y prendas tanto de una como de la otra persona, lo cual ocurrió entre la joven y Diego Urik.

La especialista en identificación humana de personas desaparecidas, tomó muestras de sangre y de células bucales de Diego y las comparó con los indicios hallados en una playera blanca, una playera negra, un cepillo dental, un pantalón negro, calcetines y telillas de tenis.

Del cuerpo de Jessica, tomó un exudado vaginal, un raspado de ambas manos, muestras de suéter café, un brasier negro, un pantalón negro y una pantaleta negra; además de muestras del vehículo Volkswagen específicamente en la cajuela, palanca y asientos.

Por las muestras de ADN se supo que el suéter y brasier pertenecían a Jessica, son las prendas con las que se vio por última vez a la víctima y de las que hay videos y fotografías.

La mayoría de las muestras tuvieron la calidad y cantidad necesaria para los estudios y obtener los perfiles genéticos.

Entonces, se dijo lo que científicamente también sería irrefutable:

  • -El brasier de Jessica tuvo perfil genético de Diego
  • -El raspado de manos de Jessica, arrojaron perfil genético de Diego
  • -En el exudado vaginal de Jessica, se encontró perfil genético de Diego  

“Acudí a tomar muestras para ser analizadas con carácter irreproducible”, sentenció la perito en calidad de testigo a las preguntas del ministerio público y aclaró que la metodología usada y emitida en el dictamen tiene un resultado confiable de 99.9 por ciento, por lo que el margen de error es tan mínimo que no altera los resultados.

Señaló que durante la audiencia de este 04 de octubre de 2022, en la que se presentaron 4 abogados, la perito Santa Guadalupe detalló que fue el 22 de octubre de 2020 cuando acudió al Cereso Penitenciario David Franco Rodríguez, para tomar las muestras de sangre y células bucales a Diego.