Necesario, extremar medidas de higiene para prevenir enfermedades gastrointestinales

  • Exhorta SSM a la población a cuidar su salud para evitar contraer infecciones
 

Morelia, Michoacán, a 4 de junio de 2021.- Derivado de las lluvias que se han presentado en la última semana en la entidad, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), exhorta a la población a extremar precauciones para evitar brotes por enfermedades gastrointestinales.

Es importante que la población cuide su salud y la de sus familias, principalmente en los menores de cinco años, grupo con más riesgo a contraer infecciones intestinales.
 
De acuerdo con el registro epidemiológico correspondiente a la semana 19, Michoacán registra 36 mil 946 casos de enfermedades gastrointestinales, 6 mil 211 menos que el año pasado.

Las Jurisdicciones Sanitarias con mayor incidencia son: Morelia, con 9 mil 37 casos; Lázaro Cárdenas, con 6 mil 837 casos; Zitácuaro, 6 mil 269 y Apatzingán, con 4 mil 133.

Por ello la institución refuerza las acciones de promoción y prevención entre la población michoacana para evitar muertes por deshidratación y diarreas o un incremento de casos y brotes de epidemias gastrointestinales en nuestra entidad.

Es importante estar atentos a síntomas como evacuaciones continuas líquidas o semilíquidas, temperatura, vómito, dolor abdominal, labios secos o deshidratación principalmente en niños; en caso de ser así hay que acudir de manera inmediata a su médico, hospital o centro de salud más cercano para ser atendidos.

En caso de presentarse enfermedad diarreica en menores de edad, no suspender la lactancia materna, incrementar el consumo de líquidos y beber agua sin endulzantes, por que evitan la adecuada hidratación y, de preferencia, ingerir suero vida oral. 

Es importante que la ciudadanía extreme las medidas preventivas, como el lavado de manos constante antes y después de ir al baño, así como antes de preparar alimentos, lavar frutas y verduras o desinfectarlas, cocinar alimentos evitando el consumo de mariscos crudos; además del uso de gel antibacterial y agua hervida o purificada.