Saltar al contenido

Piden familiares de mineros atrapados que no se los abandone

“Vivos o muertos, pero que ya no los entreguen”, clama Magdalena Montelongo Pérez, hermana del minero Jaime Montelongo Pérez quien permanece atrapado en la mina El Pinabete de Sabinas, Coahuila, junto a nueve compañeros.

A tres semanas de la inundación de la mina que provocó un derrumbe la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) informó que las labores de rescate podrían durar entre 6 y 11 meses.

“Sientes como que te arrancan un pedazo de ti, y aquí estamos, esperando”, añade Magdalena en entrevista para LatinUs.

Los familiares de los diez mineros atrapados temen que la tragedia en Sabinas se convierta en otro Pasta de Conchos, donde en 2006 una explosión de gas le provocó la muerte a 65 mineros, 63 cuerpos de los cuales no han sido recuperados.

La organización Familia Pasta de Conchos A.C. denuncia que de 2006 a 2021 han muerto 80 mineros en los distintos pozos de carbón de Coahuila.

“CFE no revisa a quién está cediendo esos contratos. No revisa a quién está adjudicando esas compras millonarias de carbón. Estos empresarios ni siquiera tienen dinero para invertir en seguridad”, acusó Omar Ballesteros, integrante de la asociación civil.

Aunque la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) establece un mínimo de equipo de seguridad para trabajar en minas de carbón subterráneas los trabajadores no lo reciben, o al menos no completo.

También se denuncia que, en su mayoría, los obreros no son dados de alta ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), o en caso de ser registrados están con el salario mínimo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió este viernes a rescatar a los 10 mineros de Sabinas. Aseguró que no ocurrirá lo que en Pasta de Conchos.

“La instrucción es que no nos demos por vencidos, no va a suceder lo de Pasta de Conchos que se decretó que no había ya ninguna posibilidad de recuperar a los mineros, nosotros no, ahí vamos a estar“, declaró.

Con información de LatinUs