Saltar al contenido

Entregan ciudadanos de manera voluntaria 96 armas en dos municipios de Coahuila

En dos semanas, en los módulos de Desarme Voluntario instalados en los municipios de Arteaga y Ramos Arizpe, en Coahuila, ciudadanos han entregado para su destrucción 54 armas largas; 42 cortas; 747 cartuchos; 35 cargadores y 100 estopines.

La estrategia, que busca erradicar la presencia de armas de fuego en los hogares, reducir los índices de inseguridad y fomentar una cultura de paz en todo el país, está a cargo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Guardia Nacional (GN), y autoridades locales.

Este lunes, en representación de la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez; la titular de la Unidad de Prevención de la Violencia y el Delito, Tania Enriquez Mier, y el presidente municipal de Saltillo, José María Fraustro Siller, dieron el banderazo de arranque a la acción institucional en ese municipio, el tercero en la entidad.

El módulo se encuentra en la explanada de la Presidencia Municipal de Saltillo, y funciona de las 11 de la mañana a 6 de la tarde.

Enriquez expuso que para pacificar al país se requieren esquemas innovadores de seguridad ciudadana y proponer soluciones orientadas a la reconstrucción del tejido social, poniendo el bienestar de la población en el centro de la prevención de las violencias, con soluciones pacíficas a los conflictos

En la inauguración también estuvieron el representante de Guardia Nacional,  capitán Jesús San Martín García; Segundo Comandante del 69 Batallón de Infantería, teniente coronel de Infantería Faustino Espinosa Carrillo, y el comisionado de Seguridad y Protección Ciudadana Municipal de Saltillo, Federico Fernández Montañés.