En 40 años de trabajo, comerciantes de uniformes nunca habían presenciado una crisis económica como la actual 

En 40 años de trabajo, comerciantes de uniformes nunca habían presenciado una crisis económica como la actual 

 

 

A un año de la pandemia del covid-19, un sector que ha sido olvidado completamente y el cual resulta uno de los más dañados, es el comercio de uniformes escolares, pues al no presentarse aún la oportunidad de un regreso a clases presenciales, estos comerciantes han perdido toda esperanza en reactivar sus ventas, tal es el caso del señor Erik Salvador Díaz García, el cual cuenta con más de 40 años de experiencia en su ramo y aseguró que no ha existido una crisis económica tan grave como la que vive actualmente.

 

 

Tal es el grado de esta crisis que incluso 2 de sus 3 negocios tuvo que cerrar sus puertas definitivamente, pues las ventas han sido nulas desde hace ya un año.

 

Bajo este sentido el señor Erik nos comentó que antes de iniciar la pandemia ya tenían pedidos extensos con sus proveedores, pues en mayo y junio eran sus mejores ventas, sin embargo con esa situación, quedaron rezagados más de mil uniformes en cada una de sus sucursales. 

 

Gracias a un diálogo constante y al razonamiento de los proveedores, el señor Erik a podido aplazar el pago de dicho pedido, pues sus socios entienden la crisis por la que se está atravesando.

 

 

A su vez, el señor Erik destacó que sus ventas se encuentran afectadas incluso en un 95%, por lo que solo está sacando para los servicios básicos de su negocio, ya que para subsistir le ha tocado pedir préstamos a los bancos o incluso a sus amistades.

 

 

En cuanto al posible apoyo del gobierno, con la facilidad para algunos créditos, el comerciante destacó que no son de fácil acceso, pues son bastantes requisitos y el monto que le ofrecen es mínimo, por lo que no ha sentido el respaldo de ninguno de los 3 niveles de gobierno.

 

 

 

Así mismo, destacó que la única opción viable para rescatar su negocio, sería un regreso presencial a clases, pues en los próximos meses podría incluso a llegar a cerrar su negocio por tan bajas ventas, sin embargo las autoridades le han comentado que no hay condiciones viables para un regreso responsable a las aulas.

 

 

Para finalizar hizo un atento llamado a las autoridades para analizar formalmente un regreso a clases presenciales, pues hasta el momento solo ha escuchado malos comentarios y pocas esperanzas para un regreso, ya que incluso el se ha dado cuenta que faltan las condiciones primarias en las escuelas para que los niños regresen a las aulas.

 

Falta de agua, espacio en las escuelas y la falta de vacunación, ha sido de las principales razones por las que un regreso a clases en Michoacán y en el país no se concrete, por lo que las esperanzas del señor Erik cada vez se van esfumando en mayor medida.