La reforma eléctrica afectaría la libre competencia y los bolsillos de las familias

La reforma eléctrica afectaría la libre competencia y los bolsillos de las familias 

 

Empresarios Michoacanos se manifiestan contra la reforma eléctrica que se planea establecer en México, pues recalcaron que será contraproducente para los consumidores, además de limitar la competencia y provocará apagones para las familias mexicanas, así lo externó Rubén Flores Muñoz COPARMEX.

 

LA PROPUESTA DE REFORMA CONSTITUCIONAL EN MATERIA ELÉCTRICA AFECTA LA LIBRE COMPETENCIA, DAÑA A EMPRESAS, A LOS EMPLEOS Y PEGA EN LOS BOLSILLOS DE LAS FAMILIAS

 

-Debe protegerse la libre competencia porque beneficia al consumidor final en precio y servicio . 

-Recuperar el crecimiento después de la pandemia por Covid-19 requiere de una oferta energética limpia, moderna y oportuna para que las empresas crezcan y generen más

y mejores empleos.

-Los órganos reguladores autónomos son garantes para contrarrestar los monopolios eliminarlos repercutirà en suministro de menor calidad y a costos mayores para la población

 

 

Las Organizaciones Civiles del Estado, seguimos con atención la reciente iniciativa de reforma constitucional sobre el sector eléctrico presentada por el Ejecutivo Federal Rechazamos dicha iniciativa por ser contraria al bienestar de los consumidores de electricidad y al limitar la competitividad, misma que es esencial para el desarrollo social y económico del pais.

 

Coincidimos en la importancia de continuar fortaleciendo a la Comisión Federal del Electricidad (CFE) en beneficio del pueblo de México, aunque estamos convencidos de quel la mejor forma de consolidar al sector energético en México es a través de la creciente colaboración entre los diferentes actores, sean públicos o privados, mediante una participación integral y no excluyente.

 

La inversión que el sector privado aporta al sector energético es y será determinante para

abastecer de energia a los hogares mexicanos y a los negocios que activan la economia de

este país, y que a su vez incentiva el desarrollo social.

 

La aprobación de la Reforma Constitucional desincentivará las inversiones de privados que realizaron sus modelos de negocios bajo el amparo de la Ley de Servicio Público de Energia Eléctrica (LSPEE) y la Ley de la Industria Eléctrica (LIE).

 

El sector eléctrico no debe ser visto como un fin en si mismo, sino como un medio proveedor de un insumo básico para alcanzar el bienestar de los mexicanos. Para que las familias paguen menos por sus gasolinas, gas y, en este caso, electricidad, es necesario que haya más competidores y mayor oferta.

 

Esta iniciativa cierra la puerta a la competencia y es un hecho que de aprobarse, en el corto plazo, generará desabasto, apagones y tarifas cada vez más caras para las familias mexicanas.

 

Por otra parte, la desaparición de la Comisión Reguladora de Energia (CRE), y la reincorporación del Centro Nacional de Control de Energia (CENACE) a la CFE tendrá como resultado la eliminación de la competencia.