Saltar al contenido

Federación ha renunciado a fomentar el desarrollo tecnológico en el campo: Julieta Gallardo

-La imposibilidad de acceder a paquetes tecnológicos que maximicen su labor, ha ahondado la situación de precariedad en nuestro campo, frente a una competencia desigual con los productores de otros países.

En México el Gobierno Federal ha renunciado a fomentar el desarrollo tecnológico en el campo, al limitar los recursos públicos que podrían posibilitar el fortalecimiento de la producción agrícola, lamentó la diputada Julieta Gallardo Mora, integrante de la Comisión de Desarrollo Rural de la LXXV Legislatura del Congreso del Estado.

La coordinadora de la Representación Parlamentaria del Congreso, apuntó que la imposibilidad de acceder a paquetes tecnológicos que maximicen su labor, ha ahondado la situación de precariedad en nuestro campo, frente a una competencia desigual con los productores de otros países.

“La situación se acentúe aún más, frente a la crisis económica internacional que se ha generado por el conflicto bélico entre Ucrania y Rusia, en donde los insumos han escaseado o sus costos simplemente resultan prohibitivos para los bolsillos de nuestros productores”.

La diputada por el Distrito de Puruándiro subrayó que en México ha quedado evidenciado el interés federal sobre la situación que priva en nuestro campo, en tanto que su programa “estrella” para el sector, Sembrando Vida, ha evidenciado que su operación ha sido para beneficiar los negocios e intereses económicos de familiares o allegados al régimen, no de los productores.

 

“Hoy la prioridad no sólo debe girar en torno a la autosuficiencia alimentaria, sino también en crear un mercado interno específico de productos alimentarios, ya sean agrícolas, pecuarios, piscícolas o apícolas en concordancia con las acciones de un Estado que debe ser promotor del desarrollo”.

Julieta Gallardo expresó que frente al sombrío panorama que enfrentan los productores, se hace urgente la instrumentación de mecanismos que permitan garantizar precios justos y libre acceso del productor al mercado, eliminando a los intermediarios y acaparadores.