Saltar al contenido

TAYLOR SWIFT SE DEFIENDE

La cantante Taylor Swift emitió ayer lunes una declaración jurada para defenderse de las acusaciones de plagio relativas a su exitoso tema ‘Shake It Off’, el primer single de su disco ‘1989’ que salió al mercado a finales de 2014.

En 2017, la intérprete fue demandada por un trío pop de Estados Unidos, llamado 3LW, que aseguraba que la artista había incluido en su tema frases procedentes de su canción ‘Playas Gon’ Play’, publicada en el año 2001. En concreto, se hacía referencia a ganchos tales como “haters gonna hate” y “players gonna play”, dos expresiones de uso común, según Taylor.

La antaño estrella del pop country niega tajantemente que fuera conocedora de la canción de 3LW cuando empezó a componer su sencillo, el cual fue escrito íntegramente por ella, según se desprende de su testimonio. De hecho, Taylor ni siquiera sabía de la existencia de esta banda y su nombre solo llegó a sus oídos precisamente cuando se interpuso la demanda en su contra.

“La primera vez que escuché esa canción fue cuando salieron a la luz esas alegaciones. A la hora de escribir mis letras, me inspiro parcialmente en las experiencias de mi vida y, en este caso concreto, lo hice en el escrutinio constante que existe sobre mi vida, en el periodismo de ‘clickbaits’, en la manipulación y en otras formas de críticas negativas. La canción habla de la necesidad de sacudirme todo eso y centrarme en mi música”, reza un extracto del documento que ha facilitado al juzgado.