¡Sabes por qué una persona no puede hacerse cosquillas a si mismo!

Kathy Quintero/ Giros Michoacán/ 23 de noviembre de 2021

¡No, ni lo intentes!, diversos estudios demuestran que aunque hayas intentado hacerte cosquillas a ti mismo, es algo imposible. Esto se debe a que el cerebro conoce tus intenciones, lo que anula el factor sorpresa que las produce.

Es probable que una especie de filtro en nuestro cerebro sea el responsable de ello. Para afrontar la abundancia de estímulos de nuestro entorno, el cerebro atenúa automáticamente la información sensorial entrante que nosotros mismos generamos.

Los estímulos que nos auto provocamos (como rozarnos la planta del pie con la punta de los dedos) no suelen ofrecernos información nueva. Por el contrario, los sucesos inesperados resultan con frecuencia peligrosos o gratificantes.

De esa manera, el cerebro mitiga los estímulos autogenerados como medida de precaución para que no desviemos la atención de lo que es importante. Con este objetivo, continuamente establece predicciones de lo que va a suceder a causa de las propias acciones (como sucede con las órdenes motoras).

Cuando nos tocamos, el cerebro predice las sensaciones que vamos a experimentar en esa parte del cuerpo; de ese modo, puede atenuar la información entrante (minimizar el efecto sensorial) y concentrarse en otro asunto.

Pero este mecanismo no atañe solo al tacto, sino que también compete a los otros sentidos sensoriales.

Según un estudio llevado a cabo por neurocientíficos del Colegio Universitario de Londres, solo los participantes que sufrían alucinaciones acústicas o psicosis llegaron a mencionar que las cosquillas que se hacían a ellos mismos les causaban la misma sensación que si se las hacía otra persona.

Aun que esto no se comprobó del todo.

Fuente:investigacionyciencia.e