Saltar al contenido

¡Reconoce los enemigos de la autoestima!

Kathy Quintero/ Giros Michoacán/ 09 de Febrero de 2022

La autoestima, es decir, la valoración personal que tienes acerca de ti, suele tener muchos enemigos que hacen que vaya variando y teniendo continuos altibajos. La gran mayoría de ellos los creas y le das vida tú. Por lo tanto, eres el principal responsable de cómo te encuentras con tu autoestima

Alguna vez has escuchado decir a alguien palabras como:

Me gustaría valorarme más. Soy un desastre. No me esfuerzo lo suficiente. No encuentro nada de lo que sentirme orgulloso. Es como si los demás siempre estuvieran por encima de mí.

¿Incluso tú las has dicho algunas veces?

Si tu respuesta es sí, no te preocupes ya que, al depender de ti, también puedes modificar las actitudes y los pensamientos que alimentan a estos monstruos que se apoderan de tu estado de ánimo.

Al igual que tienes la capacidad de destruirte, también la tienes por igual de reforzarte y adquirir una visión acerca de ti más positiva y beneficiosa, que te haga sentirte seguro, animado y, sobre todo, querido, tanto por ti mismo como por los demás.

Poner consciencia cuando estás actuando y pensando en dirección autodestructiva es indispensable para detenerte y desprogramarte.

Veamos algunos de los peores factores influyentes en el déficit de autoestima. Seguro que los reconocerás rápidamente a partir de ahora, y te será más fácil ponerles freno.

Dejar de compararte con los demás y se más justo contigo

Esta conducta, la de compararnos con los demás, es bastante habitual en la mayoría de las personas. Tenemos como referente a los demás, crecemos y nos desarrollamos también a través de los demás, imitando conductas y tomando como ejemplo a quienes admiramos.

 Esto es un error muy común que solo sirve para aumentar nuestra desmotivación y es la manera de hacernos el mayor daño posible de forma inconsciente. 

El crítico interior desatado

Si bien todos tenemos un crítico dentro, no todos le damos el mismo estatus, relevancia, etc. Hay quien le deja el micro interno constantemente abierto, por lo que su voz la oye siempre amplificada.

Lo saludable es oírle, reconocerle, detectar su toxicidad y dejarle de ruido de fondo hasta que se diluya solo, porque vas a ignorarle. Sin embargo, si dejas a este crítico desatado, invadiendo tu mente sin ponerle límites, dándole credibilidad, se apoderará de ti, boicoteará tus actuaciones, te hará dudar y te bloqueará.

Atiende a tus necesidades, recuerda que primero estas tú

Esta forma de proceder hace que des más importancia a los demás antes que a ti, y esto es una forma de restarte valor, desconectando además de ti mismo. Tu autoestima se ve muy dañada ante esta situación.

Seguramente pienses que te sientes más realizado atendiendo a los demás antes que a ti. Sin embargo, alimentar esa percepción lo único para lo que sirve es para que desconectes de tus necesidades, para que dejes de responsabilizarte de ti, para responsabilizarte de los demás. Sirve como autoengaño, y es necesario que te quites la venda de los ojos cuanto antes si quieres aprender a valorarte y potenciar tu autoestima.

Descalificar lo positivo, valorar lo material

Cuidado con la práctica continuada de ir anulando tus logros al considerarlos cuestión de suerte, tu obligación o lo mínimo que cabría esperar de ti. 

 Es importante desprenderse de estas ideas y valores que nos han inculcado, haciendo un reaprendizaje. Nosotros como personas somos mucho más importantes que cualquier pertenencia material. En el momento en el que estamos poniendo nuestro valor en lo externo antes que lo interno, estamos haciéndonos esclavos de los logros, la competitividad y el consumismo.

La búsqueda de la perfección

Esperar a ser válido cuando logres ser el mejor o roces la perfección, es tan inútil y absurdo como esperar a ser feliz cuando la vida, el mundo y las circunstancias sean perfectas.

Toma conciencia de lo que ya eres, ya sabes y ya tienes, y valídalo. Tus errores e imperfecciones no te restan valor, te aportan aprendizaje e información.

Evita estos enemigos terribles y encuentra la seguridad que necesitas para alcanzar todos tus éxitos.