Saltar al contenido

QUIEREN UN AGENTE 007 JOVEN

El próximo actor que encarne al agente 007 no podrá tener más de 40 años y debería medir, como mínimo, un metro y 77 centímetros de estatura.

Esas son dos de las condiciones que habría impuesto la distribuidora Eon para que el equipo de casting de la franquicia empiece a cribar debidamente a los candidatos, según ha revelado una fuente al diario británico Daily Star. Asimismo, el futuro James Bond tendría que comprometerse a la filmación de al menos tres películas, desarrolladas a lo largo de una década entera.

El mismo informante ha asegurado que el rodaje de la nueva aventura de la longeva saga podría comenzar el próximo invierno, una vez entrados en 2023. Sin embargo, la opinión pública no conocerá la identidad del nuevo y apuesto espía hasta el otoño siguiente. Se desconoce, no obstante, cómo se las arreglarán para mantenerle oculto de las cámaras durante la grabación.

Hasta ahora, los favoritos para hacerse con tan codiciado papel son Idris Elba (49), Henry Cavill (39), Tom Hardy (44), Regé-Jean Page (34) y Richard Madden (36), aunque el ahora desvelado listón de edad, de confirmarse y ser inflexible, podría acabar con el sueño de dos de ellos.