¿Qué son las larvas o parásitos energéticos y cómo destruirlos?

Kathy Quintero/ giros Michoacán / 14 de septiembre 2021

Las larvas energéticas se aprovechan de la energía vital, alimentándose de miedos y frustraciones. Especialista en el tema han mencionado que alguna de las enfermedades que aparecen en el cuerpo físico, han sido generadas por estos parásitos.

Las larvas astrales tienen la capacidad de intensificar lo que ya está mal, por ejemplo, en una casa donde hay muchas peleas, una discusión simple, puede transformarse en un ambiente grave y violento.

Se alimentan de tu energía vital o cuerpo etérico, manipulando tu mente para que tengas ciertos antojos o vicios o caigas en ciertos traumas como trastornos energéticos o de personalidad, depresiones y o crisis en general.

Los parásitos o larvas  energéticas también mal llamados entes, son fragmentos astrales, seres elementales, energías cosmo telúricas, cordones etéricos, etc., que se han adherido por distintos canales: durante el embarazo, durante nuestra niñez y en especial, cuando nos encontramos con bajas energías, o bajo nivel de vibraciones, o por otras condiciones especiales.

Suelen alojarse en el cuerpo físico, por ejemplo en la cabeza, en las zonas dorsal, lumbar y sacra de la espalda,  afectando nuestro cuerpo físico, causando enfermedades o dolores en oídos, riñones, cuello, ingle, hombros, columna.

Es importante saber identificarlas, ya que algunas enfermedades pueden tener origen en estos parasitos astrales.

No es frecuente tener larvas astrales, pero hay que poner atención a ciertos patrones negativos que se repiten en tu vida y a ciertas energías o ambientes cargados con energías negativas.

Si sientes algunas de estas características es conveniente poner más atención y ver si se tienen algunos de los siguientes síntomas:

  • Encuentran frecuentemente insectos en tu casa o en los ambientes donde te desenvuelves.
  • Por mucho que te esfuerces, te cuesta salir de situaciones difíciles.
  • Se te pierden las cosas con regularidad y te es muy difícil encontrarlas.
  • Tienes, ansiedad, miedos frecuentes, depresión, pesadillas frecuentes o sientes opresión.
  • Estás siempre cansado, con sueño y mucho estrés.
  • Tienes pensamientos recurrentes de manías, fobias, antojos insanos.
  • Sentimientos recurrentes de automutilación, de adicción a vicios o suicidio.

Si tienes varios de estos síntomas es posible que tengas larvas astrales, pero hay que hacer un análisis minucioso y en contexto, para descartar otras posibles patologías.

Eliminarlas de tu vida es más simple de lo que se puedas creer, pero implica un proceso de mucha fuerza de voluntad y amor propio. Es necesario elevar los pensamientos. La oración puede ser un camino de superación de las energías negativas, pero de forma sublime, con verdad, con el corazón abierto y sin dramatismo.

Limpiarse periódicamente con el humo del incienso puede mejorar los parásitos casi en su totalidad ya que es muy efectivo. Lo mejor es hacerlo por todo el cuerpo y por la habitación, tratando de recorrer todos los ambiente.

Es necesario poner atención y vigilar diariamente nuestros sentimientos, cuando nos invade una emoción negativa, cambiar de inmediatamente de frecuencia, así como cambiamos la televisión, internamente también podemos hacer ese cambio de sentimiento, solo o con la ayuda de un ser cercano.

El Reiki es de los más efectivo al momento de realizar estas limpiezas, ya que trabaja con el flujo y la vibración de la energía. Hacer el Cho-ku-rei con líneas de fuego dorado, pronunciándolo 3 veces o más, tanto oral como mentalmente, es muy efectivo.

 Debemos aprender a tratarnos sin crueldad y no ser los jueces de nosotros mismos, ayudarnos, quererse, no hacer dramas ni criticarse, darse la posibilidad de errar.

Evitar a personas que tienen cargas negativas y que nos transmiten palabras, ideas y sentimientos negativos, como la envidia, los celos, la posesión, el rencor, el resentimiento y todos esos sentimientos bajos que alimentan a las larvas astrales, estos pasos te ayudaran a eliminarlas.

Recuerda que los verdaderos cambios comienzan por ti mismo.

Fuente:www.lmneuquen.comwemystic.com