Saltar al contenido

KHLOE KARDASHIAN ESTA ORGULLOSA DE SI MISMA

La estrella televisiva Khloé Kardashian no podría sentirse más realizada en su papel de madre, ya que además de lidiar con las crecientes necesidades de su pequeña True, que ya tiene cuatro años, la celebridad ha de depositar buena parte de su tiempo y atención en el recién nacido que llegó al mundo a principios de este mismo mes, fruto de un proceso de gestación subrogada en el que se embarcó junto a su ya expareja Tristan Thompson.

La hermana de Kim Kardashian no podría ser más feliz, y considera que la responsabilidad de criar a dos seres humanos y guiarles en su camino vital es todo un “honor”. Tal es la alegría con la que afronta sus múltiples tareas maternales, que la también empresaria asegura adorar tanto lo más idílico como lo más engorroso de su actual situación.

“Sé que suena a cliché, pero me encanta todo lo relacionado con la maternidad, incluso las labores más duras. Al principio todo asusta mucho y abruma, pero no hay cosa en el mundo que me tome con más seriedad que esto”, ha presumido en su última charla con la revista Elle. Tener la oportunidad de dar forma a estas personas tan pequeñitas y prepararlas para cuando sean grandes es un regalo y un honor”, ha señalado con orgullo.

La noticia de la segunda experiencia de Khloé en la maternidad provocó un gran revuelo en las redes sociales cuando salió a la luz a finales de julio, sobre todo porque solo unos meses antes se había confirmado que la ruptura entre la socialité y el jugador de la NBA, tras muchos giros de guion, era definitiva. El deportista no solo le había sido infiel una vez más a la madre de su hija True, sino que fruto de esa aventura concibió un hijo junto a la entrenadora personal Maralee Nichols. El afamado pívot no quiso reconocer a la criatura en un primer momento, pero la amenaza de una demanda le hizo cambiar de opinión.