Saltar al contenido

FUERTE ACUSACIÓN SOBRE ANGELINA JOLIE

La relación de Angelina Jolie y Brad Pitt comenzó rodeada de la misma polémica que ha marcado su mediático divorcio, que todavía no ha concluido. Los dos actores se conocieron en el rodaje de la película ‘Sr. y Sra. Smith’ en 2004, cuando él aún estaba casado con Jennifer Aniston, y su química ante las cámaras dio pie en seguida a rumores acerca de un posible romance en la vida real.

En enero de 2005 se anunció oficialmente que el intérprete se había separado de su esposa y en abril de ese mismo año le sorprendieron con Angelina en una playa de Kenia, donde los dos estaban jugando con el único hijo que ella tenía por aquel entonces, Maddox, como una familia feliz.

Las fotos fueron publicadas por la revista US Weekly, y Jann Wenner, que en aquella época era propietario de la publicación, ha desvelado ahora cómo llegaron a su poder en sus memorias tituladas ‘Like a Rolling Stone’. “Teníamos la foto, teníamos la prueba, teníamos la primicia mundial, el debut de Brangelina. Y quien nos dio el soplo fue Angelina”, asegura él.

Según Wenner, que también es uno de los cofundadores de la revista Rolling Stone, de ahí el título de su libro, el fotógrafo responsable de tomar las imágenes recibió detalles de dónde se estaban alojando los actores y a qué hora planeaban ir a dar un paseo por la orilla del mar.

Lo que no está claro es por qué Angelina podría haber querido filtrar esas fotografías. Si bien es cierto que contribuyeron a acallar las críticas que la tildaba de destrozahogares, porque mostraban una faceta suya mucho más cercana y maternal, ella se negó a hablar públicamente de su relación con Brad hasta enero de 2006, cuando desveló que estaban esperando su primer hijo biológico en común. Unos meses antes habían adoptado a una niña llamada Zahara en Etiopía y dos años más tarde ampliaron la familia con Pax, un niño al que adoptaron en Vietnam antes de dar la bienvenida a los gemelos Knox y Vivienne en 2008.

Desde luego, Angelina y Brad no son las primeras celebridades a las que se les acusa de pactar con los paparazzi para fingir que no saben que les están fotografiando; eso fue lo que hizo el padre de la duquesa de Sussex antes de la boda de su hija con el príncipe Enrique en 2018. La sombra de la duda también planeó sobre las imágenes que destaparon el romance de Taylor Swift con Tom Hiddleston allá por 2016, porque parecían demasiado perfectas, aunque nunca se probó que estuvieran preparadas.