¿Estás buscando una alimentación saludable para el corazón? La dieta mediterránea podría ser la adecuada.

Kathy Quintero/ Giros Michoacán/ 25 de noviembre de 2021

La dieta mediterránea es un plan de alimentación saludable, el cual se basa en consumir los vegetales e incorpora los sabores y métodos de cocina tradicionales de la región.

El interés por esta dieta comenzó en la década de 1950 cuando se observó que las enfermedades cardíacas no eran tan comunes en los países mediterráneos como en los EE. UU. Desde entonces, varios estudios confirman que la dieta mediterránea ayuda a prevenir las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares.

¿Pero en qué consiste la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea consiste en mejorar los hábitos alimenticios basándose en las cocinas tradicionales de Grecia, Italia y otros países que bordean el mar Mediterráneo.

Los alimentos de origen vegetal, como cereales integrales, verduras, legumbres, frutas, frutos secos, semillas, hierbas y especias, son la base de la dieta. El aceite de oliva es la principal fuente de grasa agregada.

Se puede incluir con moderación el pescado, los mariscos, los lácteos y la carne de aves. Por el contrario, la carne roja y los dulces solo se comen ocasionalmente.

Grasas saludables en lugar de las no saludables

El aceite de oliva es la principal fuente de grasa agregada en la dieta mediterránea. El aceite de oliva aporta grasas monoinsaturadas que reducen el colesterol total y los niveles de lipoproteínas de baja densidad (o colesterol “malo”). Los frutos secos y las semillas también contienen grasa monoinsaturada.

Los pescados grasos, como la caballa, el arenque, las sardinas, el atún blanco y el salmón, son ricos en ácidos grasos omega-3. Estas grasas poliinsaturadas ayudan a combatir la inflamación en el cuerpo.

Si bien el vino suele asociarse con la dieta mediterránea. También puede incluirse, pero solo con moderación. Si bien el alcohol puede reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca, tiene otros riesgos para la salud.

¿Si estás interesado en probar la dieta mediterránea? debes comenzar con estos simples consejos:

  • Prepara comidas en base a vegetales, frijoles (alubias, porotos) y cereales integrales.
  • Come pescado al menos dos veces por semana.
  • Usa aceite de oliva en lugar de mantequilla para preparar las comidas.
  • Sirve fruta fresca de postre.

Vivir al estilo mediterráneo también significa hacer actividad física y compartir las comidas con los seres queridos. ¡Disfruta los beneficios!

Fuente:.mayoclinic.org/