El actor japonés Sonny Chiba fallece a los 82 años por Covid-19

El actor japonés Shinichi Chiba, conocido fuera de su país como Sonny Chiba y famoso por sus películas de acción y artes marciales, falleció el jueves a las afueras de Tokio a causa de una neumonía provocada por la COVID-19, informaron hoy medios locales.

Según informó su oficina de representación, el actor, que no había recibido la vacuna, resultó infectado a final de julio y originalmente fue tratado en su casa antes de ser hospitalizado el 8 de agosto en Chiba (prefectura colindante con Tokio donde creció el intérprete y cuya denominación pasaría a integrar su nombre artístico).

Nacido en 1939 en Fukuoka (suroeste) como Sadaho Maeda, su familia se mudó muy pronto a Chiba, donde comenzó a practicar varios deportes, con especial énfasis en la gimnasia artística.

En sus años de estudio en una prestigiosa universidad deportiva Chiba comenzó a practicar artes marciales.

La célebre productora Toei lo descubrió en 1960 y Chiba comenzó a rodar series de televisión para enseguida debutar en la gran pantalla en “Furaibo tantei: akai tani no sangeki” (“El detective errante: tragedia en el valle rojo”), ópera prima del también legendario director Kinji Fukasaku en la que Chiba interpretaría por primera vez al investigador Goro Saionji.

A partir de ahí ambos colaborarían en repetidas ocasiones y Chiba se convirtió en uno de los rostros más conocidos del cine de acción japonés, protagonizando cada año más de una decena de filmes en la década de los 60.

La distribuidora cambió el nombre del actor para que el público estadounidense pudiera memorizarlo más fácilmente y así pasó a ser conocido como Sonny Chiba fuera de su país natal.

Su trabajo se convirtió en inspiración para otras figuras del cine mundial, como Jackie Chan o Quentin Tarantino, que le hizo interpretar a un personaje llamado Hattori Hanzo (supuesto descendiente de un personaje homónimo que Chiba interpretó en una famosa serie televisiva de ninjas) en los dos volúmenes de “Kill Bill”, donde además coordinó las escenas de lucha.Chiba siguió trabajando hasta sus últimos días como actor y coreógrafo, y en ocasiones como productor y director en cine, televisión y teatro, y de hecho aún tiene por estrenar “Bond: Kizuna” donde da vida a un miembro de la yakuza, la mafia nipona.