Saltar al contenido

Conoce las profecías de Baba Vanga que se están cumpliendo en 2022

“Ella es catalogada como una profetisa de gran relevancia. Junto a Nostradamus, ha dicho las predicciones más comentadas en el milenio. Ahora, parece que ha acertado”

Vangelina Pandeva Gushterova, mejor conocida como Baba Vanga o la “Nostradamus de los Balcanes” fue una vidente que falleció en 1996 a sus 85 años; sin embargo, antes de su muerte, presagió varios acontecimientos importantes como los atentados del 11-S, la desintegración de la ex Unión Soviética y el desastre de Chernobyl.

Baba Vanga se hizo reconocida a nivel internacional por el nivel de eficacia en sus premoniciones y se ganó el respeto en lugares como Rusia y Europa Occidental.

Según sus fieles seguidores, tenía la capacidad de comunicarse con muertos y tener visiones sobre el futuro gracias a unas criaturas invisibles que le informaban sobre las personas y sus vidas.

¿CUÁLES FUERON SUS PREDICCIONES PARA EL AÑO 2022?

Desde hace un tiempo, se dijo que las palabras de Baba Vanga eran inquietantes. Al respecto, ella dijo que habría un conflicto militar donde Rusia estaría involucrada. Además, aseveró que habría luchas en el Mar Negro.

No hay que olvidar que Ucrania tiene costas hacia el mar Negro. Por lo tanto, la vidente anticipó el estallido militar entre rusos y ucranianos. Además, también habló de una alteración climática en toda Europa.

Pero este no fue su único presagio, ya que la vidente afirmó que las grandes ciudades enfrentarían devastadoras sequías debido al drástico aumento de temperaturas y, en la actualidad, uno de los continentes que más padecen esta problemática, es Europa.

Este año, gran parte de Europa y norte de África sufre de una estrepitosa ola de calor, a tal punto que el Reino Unido, a través de su gobierno, fue declarado como “estado de sequía” por la resequedad y la vegetación matada.

¿Crees que sea cierta esta predicción? No se puede negar que el incremento de temperaturas arrasa con las comunidades. Por supuesto, la evaporación cumple su juego: hay menos agua y este líquido es necesario para la vida humana.