Saltar al contenido

BRITNEY SPEARS ESTÁ DEPRIMIDA

Britney Spears siente que una parte de ella ha “muerto” por las recientes disputas con sus hijos. La intérprete de ‘Toxic’ compartió en su cuenta de Instagram cómo se siente después de no poder ver a Sean Preston, de 16 años, y Jayden James, de 15 años, desde hace casi seis meses. También dijo que no quiere verlos a menos que comiencen a “valorarla”.

“Desde que se han ido, honestamente siento que una gran parte de mí ha muerto. Eran mi alegría, lo eran todo. Deseaba verlos, y de repente ya no están. Siento como si mi corazón hubiera dejado de latir. Honestamente, no entiendo cómo fue tan fácil para ellos cortar nuestra relación así. No lo entiendo”, dijo la intérprete.

Britney añadió en el video que se siente enfadada, por lo que no está dispuesta a ver a los adolescentes hasta que se sientan agradecidos por lo que ella ha hecho para su bienestar: “Les di tanta atención que fue patético”.

El padre de Sean y Jayden, Kevin Federline, advirtió el mes pasado que los jóvenes “han decidido que no la van a ver en este momento”, detallando que han sido unos meses difíciles para ellos desde que un juez dictaminó en noviembre pasado el fin de la tutela de 13 años de Britney.

Mientras tanto, la cantante ha aprovechado su libertad para publicar en las redes algunas selfies en las que aparece casi desnuda, lo que ha molestado a sus hijos, señaló el ex bailarín.

Los hijos de Britney, incluso, decidieron no asistir a su boda en junio con el modelo Sam Asghari.

En una publicación anterior, ahora eliminada, la ganadora del Grammy acusó a sus hijos de “abandonarla” y de ser “odiosos”.

Al parecer, fue una respuesta a un video publicado por Kevin en el que supuestamente se veía a la cantante “gritando” a sus hijos cuando eran más jóvenes, que también ha sido eliminado.