Saltar al contenido

BEN AFFLECK Y MATT DAMON SE FUERON DE VIAJE JUNTOS

El pasado fin de semana, Jennifer Lopez y Ben Affleck congregaron a sus seres queridos en la finca que el actor tiene en el estado de Georgia: todo ello para hacerles partícipes de su amor con una segunda fiesta nupcial cuyas actividades se prolongaron hasta bien entrado el domingo, día en el que el matrimonio, sus familiares y sus amigos disfrutaron de una suculenta barbacoa.

Una vez clausurado el evento, un “exhausto” Ben decidió volver a casa en el jet privado en el que viajaría su buen amigo Matt Damon y la esposa de este, Luciana Barroso, así como los tres retoños del primero: Violet, Seraphina y Samuel. A diferencia de lo que muchos podrían pensar, la diva del Bronx y su marido no tenían previsto embarcarse en otro romántico viaje, a modo de segunda luna de miel derivada de estos últimos festejos.

Hay que tener en cuenta que en realidad Ben y Jennifer se casaron legalmente el mes pasado, cuando optaron por un evento rápido, íntimo y económico en una capilla de Las Vegas para convertirse en marido y mujer. Aunque el pasado fin de semana el bucólico jardín del intérprete fue el escenario de una romántica y emotiva ceremonia, oficiada por su amigo Jay Shetty, realmente el acto no fue más que uno de carácter simbólico, al que por cierto no acudieron Casey Affleck, hermano del novio, ni Jennifer Garner, exmujer del astro de Hollywood.

La mediática pareja disfrutó de su luna de miel a finales de julio con un extenso viaje por Europa, el cual dejó un sinfín de momentos para el recuerdo. Los paparazzi captaron a los dos enamorados en situaciones de lo más variopinto, hasta el punto de que la imagen de Ben durmiendo profundamente con la boca abierta en la cubierta de un barco ha terminado convirtiéndose en uno de los ‘memes’ del verano, para disgusto del artista.